martes, 27 de marzo de 2007

DOS COSILLAS

TENEMOS PREMIO. El Ministerio de Cultura se ha inventado un Premio Nacional del Cómic. El Ministerio de Cultura podría haberse inventado un Premio Nacional de la Historieta. Sería lo mismo, pero sería más Nacional. La noticia, tal y como la cuenta El Mundo, no tiene desperdicio, empezando por el pie de foto: "En España, el manga tiene cuatro jóvenes autoras: Aurora García, Diana Fernández y las hermanas Inma y Akane Ruiz." Sólo cuatro, eh, ni una más ni una menos. Y acabando por la última frase: "Cabe destacar también una red de librerías, unas 150 de distintos tamaños, especializadas en los cómic y de las historietas." Seguro que al reportero de Europa Press que (no) firma la noticia no le dan el Premio Nacional de Literatura.

Hay veintiún Premios Nacionales más. Hasta uno de Circo. Los hay de 30.000 € y de 15.000 €, y el de Cómic está en esta categoría, como los de Literatura, Traducción y Literatura Infantil y Juvenil y, según la Orden Ministerial de turno, "para la concesión de los premios se tendrá en cuenta la calidad de las obras o actividades recompensadas, y su significación como aportación sobresaliente e innovadora a la vida cultural y artística españolas". Qué ganitas tengo de que den el primero, a ver qué significa todo eso. Y prometo comprarme todos los años la obra ganadora. Aunque intuyo que la mayoría no me van a gustar...

PAT LEE. El nombre de Pat Lee salió a colación hace un par de comentarios como ejemplo de mal dibujante. No. Es un ejemplo de mal. Porque, para empezar, Pat Lee hace mucho que no dibuja, y ha utilizado un montón de "negros" a los que no se dignaba a acreditar. Dio el pelotazo con la serie de Transformers y cuando se le acabó el chollo cerró su editorial, Dreamwave, dejando a un montón de trabajadores sin pagar mientras él seguía conduciendo descapotables. Actualmente, leo en la Wikipedia, se dedica, atentos, a "el cine, la producción de juegos, la fotografía, el diseño conceptual y posee su propia firma de ropa". Será que como ya no tiene a quién engañar en el mundo del cómic...

Pat Lees hay en todos los oficios. También en el de la historieta española. Gentecilla que se dedica a engañar a unos y a otros, debiéndoles dinero y quitándose de enmedio cuando eso pasa, o sintiéndose ofendidos y traicionados cuando se les reclama lo debido. Y lo peor es que siempre encuentran gente a la que engañar. No hay que irse nada, nada lejos, para encontrarlos...

2 comentarios:

Jose dijo...

sólo diré que hasta para ser pat lee hay que valer y tener estómago... y además tener carné de conducir.

Sobrevalor concedido le has.
Toma premio de literatura.

Petro dijo...

Joder con Pat Lee...