domingo, 25 de marzo de 2007

LARROCA

No me gusta Salvador Larroca. Artísticamente, claro. Sé que no le gusta que le critiquen su trabajo y hay cartas en números antiguos del Dolmen que así lo atestiguan. Qué le vamos a hacer. Tampoco se va a enterar, ni debería de importarle lo más mínimo.

Y no me gusta desde que publicó un par de páginas imitando a Arthur Adams a finales de los ochenta en Forum. Luego le dio por imitar a Carlos Pacheco. Lo cual él niega. No me gusta citar sin tener la referencia delante, pero creo que fue en el Dolmen también cuando se lo hicieron notar y soltó algo así como que era normal que Pacheco y él se influenciaran mutuamente. Lo de imitar a Pacheco se puso de moda entre los dibujantes españoles hace una época. Me estoy acordando de Jorge Santamaría. Los editores yanquis debían pensar que todos los españoles dibujan igual. De hecho un editor yanqui, delante mía, se lo dijo a Santamaría, que puso cara de "¿tanto se nota?"

He llegado a no comprar algunos tebeos por el simple hecho de que él era el dibujante, como sus 4 Fantásticos. Larroca me parece soso, repetido y vacuo. Sus dibujos sin color son apenas unas lineas perfiladas que el colorista de turno se tiene que esforzar en llenar. Y si el colorista es alguno de los de Liquid! entonces nos encontramos con una paleta de colores de marrones indefinidos extraida del agua donde los niños limpian los pinceles de acuarela. Encima, cuando a Marvel le dio por aplicar color directo sobre el lápiz no tuvo otro en quien pensar que en Larroca y su X-treme X-Men, serie de la que presumo no haber leido ningún número.

Sin embargo esa vacuidad es el secreto de su éxito. Larroca ha desarrollado un estilo eficiente, eficaz y rápido. Es de los pocos dibujantes actuales que es capaz de mantener el ritmo mensual y tener tiempo extra para encargarse de algún otro proyecto especial. Así al pronto sólo se me ocurren meter en su mismo saco a Mark Bagley y a John Romita Jr. Larroca no ha fallado ningún mes ni a ningún editor en los casi quince años que trabaja para el mercado yanqui. Es una bendición para los editores y de esta manera nunca va a faltarle el trabajo. Eso tiene un nombre, y es profesionalidad. Y lo digo muy en serio. Salvador Larroca es un gran profesional. Pero no me gusta como dibuja.

Y ,para muestra, el botón de su reciente trabajo en X-Men, con unos guiones de Chuck Austen y de Peter Milligan que, hay que reconocerlo, son una tortura. He escogido unas portadas. En la primera, del nº 174, no sé que es peor, si esas expresiones vacías, esas miradas que miran a todas partes menos a la arrodillada Mística, a la que parece que preparan para un bukkake mutante o ese Rondador que siempre llega tarde. Si no, no se explica el humo que le rodea.

La siguiente corresponde al 175. Que alguien me diga qué hace Gambito allí detras o, sobre todo, ese "quítate tú, dejame sitio, no me empujes" que progonizan Lobezno y Pantera Negra. Es anatómicamente imposible que dos cuerpos ocupen la misma posición al mismo tiempo. Ni libertad artística ni gaitas.

O la tercera, el 172. La tipa es Mística metamorfoseada para seducir a Gambito. Durante todo el tebeo estuve pensando: "Hay que ver que tía más fea", hasta que leo un texto y resulta que no, que es muy guapa e irresistiblemente atractiva. Si tú lo dices, Milligan... (Por cierto, en la portada de Panini no incluyeron el texto de la izquierda.)

Resulta que Larroca ha cambiado de estilo al final de su etapa de X-Men, estilo que está aplicando en el Newuniversal que está haciendo con Warren Ellis. Lo cual es muy loable. No es bueno para un artista acomodarse. Pero no, digan lo que digan los publicistas de Panini, el cambio no ha sido, ni mucho menos, a mejor, como se puede comprobar en una página escogida al azar. ¿Soy yo... o ha empeorado? Ha añadido sombras pero su línea ha pasado a ser de lo más temblorosa. El caso es que con un guionista tan irregular en sus fechas de entrega como Ellis no hay mejor solución que ponerle un Larroca al lado. Y encima el tebeo ha vendido más que bien. Así que un servidor, punto en boca.

Y, sin embargo, no me gusta...

PS: La página de Newuniversal está bajada vía emule y resulta que está traducida y rotulada al español. Sí, hay gente que traduce y rotula por pura afición y sin afán de lucro. Doble contra sencillo a que algún packager toma pronto nota de esto y lo aprovecha. Vamos a estar con los ojos muuuy abiertos.

3 comentarios:

mid0ri dijo...

Pues tienes toda la razón, a mí tampoco me apasiona Larroca pero creo, como tú, que es un gran profesional. También debo reconocer que hay algunas viñetas muy muy buenas.

Eso sí, el Newuniversal me parece infumable. Tanto por el guión como por el dibujo. Por lo menos a mí me perturba estar leyendo un cómic y ver que los protas son Nicole Kidman y Johnny Depp, como en la página que has puesto...

Jose dijo...

ups!! se borró lo que había escrito.
Vamos otra vez al lío.

Aprovechando el tema Larroca me sumo al carro/blog del amigo Machuca para dejar por aquí mi opinión. A mi tampoco me gusta Larroca aunque confieso que he comprado muchos números dibujados por él por los personajes que trataba (xmen sobre todo) y algunos tomos recopilatorios por sus portadas, que me parecía buenas. Pero eso era antes, porque la cosa va a peor. Para mí uno de sus mejores trabajos lo hizo en un tomo recopilatorio que juntaba a mariposa mental y no sé qué historia carmesí. Mezcla de pacheco/madureira/jim lee que en algunas ilustraciones daban el pego. Pero de eso ha llovido.

Y ha llovido tanto que los liquid! de por aquel entonces que ya coloreaban sus dibujos pasaron a "enmarronar" los trazos actuales. Diosss, que paleta de colores más desagradable!!!

José Enrique Machuca dijo...

Anda, pues es verdad lo de Kidman y Depp. Bueno, tiene su parecido. Ni me había dado cuenta. Lo de usar a actores como modelo es viejo como el comer, pero, al menos, cuando Hitch dibuja a Samuel L Jackson se parece a Samuel L Jackson.