sábado, 13 de enero de 2007

LA NECESARIA ONOMATOPEYA

Presa de los remordimientos, el doctor Al Killian redacta una nota de suicidio en su PC, la manda a imprimir, apoya el cañón de su pistola contra su ojo derecho y... (Pulsa la imagen para verla a más tamaño)

A ver, recapitulemos. Vemos abatirse el percutor de la pistola en la viñeta 2 y a la guapa científica entrar en la habitación. Debe ser científica, porque es guapa y lleva bata. Si fuera fea llevaría una fregona y sería la mujer de la limpieza. Y, ¿por qué entra? Ella misma lo dice: “¿Al? Ha habido un disparo...” Ajá. Ella ha oído un disparo. Es lógico. Hemos visto que ha habido un disparo. Casi no hacía falta el aclaratorio diálogo. Así que el sonido del disparo debe haberse producido entre la viñeta 2 y la viñeta 3. Seguimos. Ella se queda espantada, sin palabras. Mecánicamente, con la mirada fija en la horrible escena, coge un papel de la impresora y... Un momento, un momento. Si está mirando el cadáver de Killian ¿cómo es que se da cuenta de que en la impresora hay un papel? De hecho, en la viñeta 3 se ve la impresora, y no parece haber un papel. Ah, espera, en la viñeta 4, si te fijas mucho mucho se ve una hoja saliendo. Pero esto no contesta a la pregunta. ¿Cómo sabía ella que de la impresora estaba saliendo un papel si ni ha mirado en dirección al aparato? Nosotros sí podemos saberlo porque anteriormente vimos al doctor darle al botón “Print”, pero a ella le falta esa información. Espera, a ver... Claro. Es que ha oído salir la hoja. Ella sí, pero nosotros no. Y nosotros no lo hemos “oído” porque en este tebeo ¡no hay onomatopeyas!

Las imágenes corresponden a Iron Man volumen 4 nº 1 (Edición USA), obra de Warren Ellis y Adi Granov, publicado por Panini en un reciente tomo. En concreto provienen de las páginas 9 (viñetas 1 y 2) y 10 (viñetas 3 a 6). Y el párrafo anterior describe el proceso mental que me llevó a comprender la escena tras el primer momento de desconcierto. No hubiese tenido esos problemas de comprensión si en la viñeta 4 hubiera una pequeña onomatopeya tipo “VRRRT! VRRRT! VRRRRT!” indicando el sonido de la impresión y dando la pista de cómo la científica ha notado que el doctor ha dejado una nota de sucidio. Pero Warren Ellis es un guionista de los que no usan onomatopeyas.

La onomatopeya es una expresión del “ruido ambiente” de la escena y uno de los recursos más característicos del comic. No sólo transmite información sino que puede ser utilizado para dar énfasis o conducir la historia por caminos determinados. Algunos personajes, snikt, bamf, son reconocibles a partir de una onomatopeya. Soberbios usos de la onomatopeya los tenemos en la obra de Will Eisner o de Walt Simonson, ayudado por el gran rotulista John Workman, o Howard Chaykin. Sin embargo, en el tebeo americano de los últimos años se ha extendido prescindir de ellas, como de los bocadillos de pensamiento o los cuadros de texto de enlace (“Entretanto”, “Más tarde”). Una cierta escuela de guionistas asume que si ve una explosión el lector sabe que hay un BOOM muy grande, que si oye una metralleta suena RAT-TAT-TAT,... Todo depende, pues, de la habilidad del dibujante. Sin embargo, yo pienso que una explosión con un BOOM es más explosión que sin él.

Esta corriente de narrativa sin onomatopeyas, como tantas otras, proviene de Alan Moore, que si bien no la inventa, sí que la usa con profusión. Sus tres obras de referencia no presentan onomatopeyas, aunque sí las usa en los tebeos de la línea ABC.

Tomando los últimos treinta tebeos que he comprado, veintidós usan onomatopeyas y ocho no. Obviamente la calidad de una obra no se puede medir por el uso u omisión de algún recurso estilístico, mientras el resultado sea óptimo y coherente. Porque en el tomo de Iron Man que hemos usado como ejemplo sólo hay tres onomatopeyas, todas ellas usadas para corregir la pobre narrativa del estático dibujante. Y eso, la habilidad de los autores, es el quid de la cuestión.

¿Es la onomatopeya un recurso en extinción? ¿Cuál es tu onomatopeya favorita? ¿A qué huele el silencio?

7 comentarios:

Jesús Cuadrado dijo...

>>>
{Para leer el emoticón, ladéese la cabeza un ángulo mínimo de 45º. (:-( -muy triste- B-) -Batman- (:-... -mensaje descorazonador- <{:-)}. Quizá pueda tener algo que ver con la onomatopeya en el Cómic, y que todo, o casi todo, sea lo mismo: tund-tund-tund (cargas de profundidad), whizzzz (velocidad de meteoro), brat-a-ta-tata (arma corta de repeteción), dup (flecha hincándose).}
>>>

Jesús Cuadrado dijo...

>>>
; el espacio fónico (en el total del episodio y sin contar los bocadillos, nada menos que cincuenta y cinco onomatopeyas);
>>>

(En "El ojo de Eisner")
--

Grego dijo...

Nos estamos pasando, ¿eh? Digo en esto de la modernidad y tal en los tebeos. Es que ya vamos de finos estilistas, inundando el medio con tonterías impresas (o no) que desdicen todo lo conseguido hasta la fecha.
Ahora tocan las onomatopeyas. Algo así como los efectos de sonido en el cine (categoría reconocida con Oscar de la academia) o la batería en las canciones de Phil Collins.
Warren Ellis, el excéntrico, no quiere sonidos. Tampoco el de los aplausos. Esto es ya llegar a una situación límite, puesto que pasa lo peor que podría ocurrir en un tebeo: falta de información, o información laxa. Fíjense, si no, en la diferencia entre cuando cae el percutor de la pistola sin sonido, no sabemos si suena click o bang (con respeto del Martín, el fantasma).
A mí, que cuando se dispare una pistola pongan pum!, que cuando estalle una bomba, Boum! y que cuando se besen, smack o mua! Lo demás... puro silencio.

Barbara dijo...

Rapendecio naos tram yo sur! Zan amomelhors inni oporq. Comigi pere da hissol, um.

Grego dijo...

Por cierto... este tebeo SÍ tiene, al menos, una onomatopeya. ¿Sería Ellis consciente de que tergiversaban su visión de la narrativa gráfica? Hum. Hay, también, en la edición de Panini algo sangrante que pienso denuncian en No ME Jodas, Pérez. Me la callo de momento.

José Enrique Machuca dijo...

Al menos tres onomatopeyas, primo. Lo pongo en el penúltimo párrafo. No me lees con la atención debida. Jo. XD.

Grego dijo...

Que me pillas con sueño y soy de gatillo rápido (sin segundas intenciones). Siempre. Disculpas.