lunes, 15 de enero de 2007

CATA DE COMICS

Los restaurantes de cierta categoría hacen que el cliente pruebe el vino antes de servirlo (y cobrarlo). En las grandes superficies amables y sonrientes muchachas te ponen bajo las narices platos de distintas viandas para animar las ventas. Y todo aparato electrónico tiene, por ley, un periodo de quince días de prueba durante el cual, si no te satisface, te devuelven el dinero. Lo de "probar antes de comprar" tiene la doble función de publicitar el producto mediante el propio producto y de evitar engaños o decepciones. Y eso funciona en casi todos los negocios... menos en el del ocio.

Porque, a ver, sal de la sala de cine diciendo que la película es un asco y que te devuelvan el dinero. Regresa a la librería con el libro que acabas de leer, ciscándote en el autor y pidiendo tus 17 euros. O con un dvd. O un videojuego. O un tebeo. En el negocio del ocio si compras y el contenido no te gusta, te aguantas. Porque nadie te da a catar antes de comprar. ¿O sí?

Hace ya muchos años que la industria del videojuego regala demos con las dos o tres primeras fases del juego. Cada vez es más común que en las webs de las editoriales te puedas descargar en pdf el primer capítulo del best-seller de turno. O que algunos trailers, como el de El diablo viste de Prada te enseñe casi diez minutos de película sin cortes, trampas ni cartón. Y esta práctica está llegando al mundo del tebeo. Sobre todo, y como casi siempre, en Estados Unidos.

Es cada vez más común que páginas de noticias como Newsarama o Comic Book Resources ofrezcan las primeras páginas o incluso el primer número de determinadas series, una práctica imitada por algunas pequeñas editoriales españolas. La revista Wizard también lo hace con asiduidad. Lo cual te evita tener que fiarte del crítico de turno o, peor, de las promociones siempre engañosas e interesadas.

Lo cual no es nada nuevo, todo sea dicho de paso. Al fin y al cabo se trata de hojear (y ojear) antes de comprar. Lo que hemos hecho toda la vida en el quiosco o librería. El problema es que las editoriales te dejan "hojear" muy poco de lo que realmente publican cada mes. Aunque siempre hay maneras de hacerlo.
Un amigo se baja los tebeos yanquis por emule o bittorrent en formato cbr, se los lee por encima y así decide si se va a comprar o no la edición española. Yo soy de los de grapa y papel, y lo seguiré siendo. Aún así, desde que he cambiado de 15 a 19 pulgadas (de monitor, malpensados) sí que he picado con los tebeos en formato electrónico. Usando los programas de intercambio de archivos es posible leer un jueves el Civil War que ha salido el día anterior en EEUU y comprobar que, aunque con sus momentazos, es una serie bastante deslavazada. Aún así, me la compraré cuando salga en España.

Grego Lorente escribía hace poco que "para criticar algo hay que leerlo, y para leerlo hay que comprarlo". Se trata de una postura ética, obviamente. El pirateo, aunque sin tanta fuerza como en otros medios, también está en los tebeos, faltaría más. Y sí, puede que no sea ético, pero es legal. Y lo dice la SGAE, ojo: "Según la Ley de Propiedad Intelectual una obra ya divulgada puede ser reproducida sin autorización del autor cuando dicha reproducción se hace "para uso privado del copista" y siempre que la copia no sea objeto de utilización colectiva ni lucrativa. Por tanto, un usuario particular no tiene que solicitar autorización del autor/es de una obra musical o audiovisual cada vez que graba la misma para su propio uso, y sin que vaya a ser objeto de negocio." Y si es legal y encima te sirve para decidir si algo merece la pena ser comprado, miel sobre hojuelas. ¿O no?

¿Cuál es el último tebeo que te ha hecho sentirte engañado? ¿Lees tebeos en formato digital? ¿Cómo es posible que haya gente con tiempo para escanear un tebeo, con lo coñazo que es eso?

12 comentarios:

Grego dijo...

Ignoro si los piratas ignoran a su vez el daño que le hacen, quizás inconscientemente, al mercado que estafan. En su entusiasmo por marcarse el farol de que son capaces de piratear cualquier cosa, no se dan cuenta -o eso me creo- de que no son ellos mismos, aunque también, los que se perjudican, sino que, de rebote, salen malparados todos los que se descargan esa información.
Películas, juegos, libros, música y, sí, tebeos.

Ya digo que, muy probablemente, no tengan conciencia de eso, pues andan con la atención centrada en la publicidad de sus páginas y los ingresos que les generan. Pero al tebeo lo joden vivo. Y al lector. No digo al aficionado, porque éste, como dice Machuca, es y será de papel y grapas.
En muchas ocasiones he dicho que el del comic es el trabajo peor pagado y considerado de cuantos se pueden ejercer. La página a tanto no contempla las horas de creación literaria o de ejecución gráfica. La usura editorial es asquerosamente real. Los derechos de autor se vulneran una vez sí y otra también por parte de editores sin escrúpulos. Es un negocio malo del que vivir, que aburre y decepciona de por sí. Y encima vienen a piratear. Pues, ¿qué quiere usted que le diga?

En muchas ocasiones, algún conocido me ha dicho que tal o cual tebeo está en emule, para descargar. Ejemplo: Recuerdo que el Star Warras de mi hermano Loren, aparece no ya en ese submundo virtual de descargas, sino que el editor amiguete de turno también colgó sus páginas en una web de pago de la que nada sabía (mi hermano) y que en poco o nada redundó económicamente (a mi hermano, no al amiguete).

con tal de joder al autor, cualquier táctica es buena. Y lo de molestar pasa factura. El pirateo, a nivel de usuario o de editor sin escrúpulos, es algo que no favorece, pues hace que muchos que estaban pensando en pagar algo por un producto, empiecen a desconfiar.

No pretendo pasar por santo. Pero sé apreciar el problema desde las dos perspectivas. El problema que genera la piratería se vuelve irremediablemente contra los autores, los editores, la industria y, por ende, los lectores. Descargarse algo por el mero hecho de que uno piense que le sale gratis me parece argumento demasiado pobre.

Otra asunto a considerar sería poder conseguir algún tebeo que no se haya publicado ni se piense publicar en España. Qué se yo. Una antología de Mad, ejemplo. En ese caso, qué puedo decir. Que, a lo peor, me la descargaba. Pero jamás las obras completas de Francisco Ibáñez. O el Capitán Trueno de Ambrós. O cualquier cosa de Victor de la Fuente... Bastante buena está la industria en España como para que la ayudemos con un parche y el emule.

Grego dijo...

Me temo que, como en tantas otras ocasiones, me he ido por los cerros de Úbeda. Lo de la piratería era una faceta de las muchas planteadas en el post y he tomado la parte por el todo. Me hago mayor.
Retomando el tema de la primera entrada de este blog digo que sí, que necesitamos la línea de tebeos Hacendado y el lema de "si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero". Con dos cojones.

Atarieterno dijo...

Aquí no coincido contigo, Grego.
En tu primera exposición creo que vas más encaminado en aspectos como música, cine y videojuegos, y no en la industria tebeística. Especialmente en el caso de la música (un tema creo que bastante discutido ya, incluso en programas televisivos) yo personalmente CONSIDERO MÁS QUE JUSTIFICADA LA PIRATERÍA, puesto que ni 100 años de piratería e-mulera superarán a la tiranía (auténtica piratería)de las casas discográficas: piensa que como media se llevan el 75% de los beneficios, y el verdadero creador un 25%, y que no me vengan con monsergas de gastos de producción, que si ya eran baratos en los tiempos del casete y vinilo, imagínate ahora con los CDs y DVDs (estamos hablando de 5 céntimos por copia). Quieren seguir explotando su eterno agosto, vendiendo CDs a 18 euros/unidad, sin pensar que todas las demás industrias se han actualizado en función de sus costes de producción(p.ej. un ordenador normalillo costaba en los 90 unos 1800 euros, y actualmente se venden máquinas aceptables por 400 euros)... en fin, centrémonos en los tebeos que es lo nuestro.
Yo no creo en la piratería del cómic, al menos en la piratería digital, puesto que el verdadero lector de cómics gusta de leer, tocar, poseer y exhibir en estanterías sus tebeos. Otra cuestión es que al precio que están los cómics, alguna persona no tenga poder adquisitivo para seguir tanta serie abierta, o para conseguir aquellos números descatalogados superencarecidos, y se conforme con leer una versión digitalizada; en cualquier caso, esta supuesta persona no hará ningún tipo de daño a la industria tebeística, puesto que DE TODAS FORMAS NO COMPRARÍA EL ORIGINAL. Si me apuras, te diré que incluso veo positivamente la cuestión de facilitar la lectura a personas con menos recursos económicos (pensemos en un chico de 15 años, hijo de un obrero: ¿cuántas colecciones podría seguir? - de Norma, una o ninguna; de Planeta un par de ellas quizás -), y también veo positivo el romper con la exclusividad imperativa, refiriéndome por ejemplo a Miracleman (Alan Moore), serie polémica por derechos de autor, como todos sabemos, cuyos fascículos en la edición española se están pagando a 10 euros /ud. y además el número de colecciones completas existentes no es muy elevado que digamos; ¿tiene que ser una obra exclusiva de gente acomodada?, ¿no tienen derecho los demás a conocerla aunque sea en formato digital?. Algo similar podríamos aplicar por ejemplo a ese nº 10 de Selecciones Vértice, vol.1 (mejor tenerlo digitalizado, impreso por nuestra multifunción o fotocopiado, que no tenerlo). Además de la función de "preview" ya citada por ti, esta es la utilidad que le yo confío a lo que se ha denominado "piratería" en nuestro mundo de papel, que seguirá siendo de papel (hasta que terminemos con todos los árboles y se impriman en aleaciones alumínicas).
P.D. ¿Alguien puede decirme por qué tengo que volver a crear mi propia cuenta de usuario cada vez que intento escribir un comentario?.

Atarieterno dijo...

Por cierto... a la pregunta de "¿Cómo puede tener alguien tiempo para digitalizar un tebeo?", te responderé con lo siguiente: de igual manera que padres de familia como nosotros (o al menos con edad de serlo) encontramos el tiempo necesario para escribir aquí sobre nuestro apasionante afición.

Grego dijo...

Ay, Atarieterno, respeto tu opinión pero no la comparto. O la comparto a medias, que en mí ya es mucho. Hablas de las diferencias entre piratear música y tebeos, y yo no la veo por ningún lado. Se trata de escamotear derechos a editores y autores en todo caso. Vale que los contratos/ganancias de los cantantes no se pueden comparar con la de los editores/autores de comics españoles (salvo, quizá, en el caso del autoproclamado "rojo" Carlos Pacheco, que vive como un pachá y encima repartirá lo que le sobra entre los menesterosos), pero por ese mismo motivo la piratería o reproducción no autorizada de viñetas me resulta tan sangrante. Dices que es una solución para quien no tiene posibles y quiere leer. Para eso, creo, están las bibliotecas: para fomentar y facilitar la lectura gratuita. No hace falta saltarse legalidad ni moralidad para disfrutar de los tebeos, salvo los incunables. Además, siempre están los saldos: espérate dos/tres meses y te compras lo de Norma o Glenat a mitad de precio. O menos. Total...

José Enrique Machuca dijo...

Atarieterno dijo: Por cierto... a la pregunta de "¿Cómo puede tener alguien tiempo para digitalizar un tebeo?", te responderé con lo siguiente: de igual manera que padres de familia como nosotros (o al menos con edad de serlo) encontramos el tiempo necesario para escribir aquí sobre nuestro apasionante afición.

Ya, pero esto es más divertido. Digo yo

José Enrique Machuca dijo...

Aunque suponía que de haber comentarios, estos se centrarían sobre el tema de la piratería, la verdad es que mi planteamiento era más sencillo, simplemente mostrar una aplicación "óptima" de la piratería. Si es que ello es posible, claro. Pero está bien que surjan ramificaciones más enjundiosas. De eso se trata.

Y no, ni idea del problema que dices, atarieterno. Se siente.

Atarieterno dijo...

Estimado Grego;
Permíteme defender un poco más mi postura, en pro de la difusión, que no de la piratería (que sigo manteniendo su inexistencia en nuestro mundillo).
Me planteas las bibliotecas públicas como alternativa frente a la escasez de recursos para comprar cómics, y de esto te diré que ¡¡magnífico ideal!!... pero lástima que sea una utopía. Seamos realistas (sin citar alguna exepción que conozcas, para confirmar la regla): el 99´9%(periódico puro) de nuestras bibliotecas poseen en sus apartados tebeísticos las consabidas colecciones de "Tintín" (no consigo digerirlo), "Asterix" (me encanta, pero la conozco de memoria desde hace décadas), "Blueberry" (con un poco de suerte), cómo no, nuestros queridos "Mortadelo y Filemón", (idem que Asterix en cuanto a sus aventuras clásicas), alguna privilegiada con "El capitán Trueno" y poco más, casi con carácter de rareza ("Thorgal", "XIII", "El lama blanco", y otras colecciones de Norma -también presencié una vez cierta colección de "Dragon ball"-). Si bien casi todas las colecciones que he citado son de muy buena lectura, ni por asomo representa la realidad actual del tebeo. ¿Crees tú que esto podemos llamarlo difusión del tebeo?, porque yo lo sigo viendo como una catalogación infravalorada de "lectores de segunda". Toda biblioteca que se precie de progre, o con bibliotecarios, concejales, alcaldes, o cualquier otro cargo influyente en la adquisición de material, se esmerará y rápidamente engrosará sus estanterías con lo más actual en libros y novelas (Harrys Potters, Códigos Davincheros y demás hierbas) e incluso comprará la versión de este año de "Encarta" para uso in situ, pero no veo (y no será porque yo no lo he intentado al menos) en NINGUNA biblioteca colecciones de tebeos actuales, nada de Gaiman, Moore, y demás, ni tan siquiera de maestros clásicos como Kirby o Eisner, ni maestros nacionales como Boix, por ejemplo. Hablo con conocimiento de causa, pues si bien no he visitado todas las bibliotecas de España (ni me atrae la idea, puesto que soy muy sedentario), durante 8 años por motivos laborales recorrí nuestro país desde Lérida hasta Ceuta, y sí que he conocido numerosas bibliotecas de ciudades y pueblos.

Otra cuestión impracticable que planteas es la de "esperar dos o tres meses a que salden el material", y esto sinceramente, si eres un veterano de este mundillo (como creo que lo eres) creo que si recapacitas un poquito, ni tú mismo te darías la razón. Primeramente porque dicha "espera" NUNCA garantiza que aquello que te interese se vaya a saldar (normalmente se agotará, si es bueno el material), en segundo lugar porque todos sabemos lo que casi siempre implica los "saldos": colecciones incompletas (¿aconsejarás tú a álguien a que se aventure en esa pesadilla? -después tendrá que pagar con creces a cualquier revendedor el número que le falta-), tebeos con taras, cambios de editorial (con el riesgo de que la nueva edición no corresponda exactamente con la antigua, y tengas que comprar números parcialmente repetidos), y un largo etc. de inconvenientes.

En definitiva, insisto en que la persona que se conforme con un tebeo digitalizado, de todas formas no compraría el de verdad, por lo que NO DAÑA EN ABSOLUTO A ESTA INDUSTRIA.
En lo demás, si piensas confiarlo a los políticos... mejor nos aficionamos al fútbol, a beber los fines de semana y contar chistes verdes.

Una curiosidad: con el ánimo de incrementar la población de este blog (aunque me encantan los comentarios de Machuca y Grego, que conste)y así crear un poco más de variedad, lo anuncié en cierto foro supuestamente de personas que pintan canas, alopécicas, o ambas cosas, ya curtidas en este mundillo del cómic, pero por alguna razón que no consigo explicarme, el moderador del foro ha borrado mi mensaje (aunque curiosamente conserva los de gente impresentable que únicamente se dedica a intercambiar insultos, revender y similares). Ver para creer...

Mr. Martin L. Gore dijo...

1. Este blog tiene buena pinta.
2. ¡May the Team Triumph return!
3. Me bajo muuuuchos comics con el emule. Las razones son:
- no tengo espacio en casa para almacenarlos (poseo unos 10.000, creo que ya me he ganado el cielo de los comics...) mientras que en un DVD caben cientos.
- me es muy cómodo leerlos desde el ordenador, a pesar de que reconozco que no es el mejor formato.
- Me he cansado de pagar por tebeos que son una mierda. Por ejemplo, las crisis infinitas. Me han parecido una tomadura de pelo. Ya me cansé hace tiempo de que la única manera de leer algo fuera pagando.
- Los tebeos se han puesto muy caros. La relación tiempo de lectura/precio no compensa en la mayoría de los casos.

Sigo comprando tebeos en papel como Marvels y el Dark Night absolute o los Ultimates además de Reyes Elfos, etc. La verdad es que me encantaría que en España sacaran esos DVDs con toda la colección de Spiderman o 4F como en los EEUU.

José Enrique Machuca dijo...

Atarieterno: Mi código de conducta personal dicta que la mejor respuesta ante esas cosas es el desprecio. Aún así:¿quién, dónde, cómo te ha banneado??? Jo jo jo.

Martin L.Gore: Me encantó el concierto que dÍsteis en Granada este verano, sobre todo cuando cantaste Home. Aunque os quedásteis cortos en los bises. XD. Gracias por los elogios.

Y sí, todos lo echamos de menos.

TEAM TRIUMPH, TRIUMPH TIME!!!

Claudio dijo...

Yo veo bien verlo antes de comprar. Me he leído un montón de comics en formato electrónico y si me gustan (caso Ultimates) me los compro en papel y si no, ese disgusto que me evito

Anónimo dijo...

yo estoy de acuerdo con leer antes de comprar, por ejemplo yo jamás habría comprado titulos vértigo, debido a las extrañas temáticas ó feas portadas (que es lo que la promoción nos muestra), como por ejmplo con sandman. pero ahora que me la leí en formato electrónico, me voy a comprar el formato de super lujo, porque realmente es una joyita y vale pagar caro por un producto tan fino. Cuantas veces no nos hemos gastado una millonada en títulos aburridos y que ahora nos gustaría simplemente tirar a la basura.