miércoles, 10 de enero de 2007

Kriptonita deAgostini

Aún siendo el personaje de cómic más conocido, Superman nunca ha tenido demasiada pujanza comercial en España. Por dos razones. Primero, que realmente el personaje tiene pocas historias realmente remarcables y muchas etapas muy flojas. La omnipotencia es atractiva, pero difícil de escribir. Segundo que, generalmente, ha sido publicado de manera muy deficiente. Y en esas estamos ahora mismo.

La edición de Planeta deAgostini ha consistido en dos números de Action Comics, un capítulo de Adventures de Superman y un número de Superman con la saga de Azzarello y Jim Lee, todas puestas una detrás de otra. Y al final las portadas originales y las páginas de publicidad necesarias para rellenar. Sin más ni más: ni separación entre historia e historia, ni un resumen de la línea argumental vigente ni artículo explicativo ni nada.

Y lo mismo con Batman, que dejé de comprar en el número 4 cuando el tiroteo entre mafias rusas que estaba leyendo se convirtió en un tiroteo entre jamaicanos, al estar unidos el final de un capítulo de Batman con otro de Detective Comics y no darme cuenta hasta varias páginas después debido al similar estilo de los artistas y, sobre todo, a que nada indicaba que se había cambiando de serie y de historia.

La solución es tan fácil como separar cada historia del resto por una portadilla en la que aparezcan la portada del comic original y el resumen de la historia.. O mediante una publicidad, ¿por qué no? No es tan difícil. Spiderman es el caso. Panini lo hace así. Y lo hace así porque Planeta lo hacía así. Y eso es lo vergonzoso, que Planeta no sea capaz de copiarse a sí mismo y, durante año y medio, haya convertido las ediciones de los personajes DC punteros en una auténtica vergüenza, por no decir una estafa.

Y el responsable es el Director Editorial, Jaime Rodríguez, que se hizo como editor principalmente en el manga, en ediciones, consistentes en, precisamente, capítulos del personaje de turno puestos uno detrás del otro y dejando toda la publicidad para el final. Pero el sistema no es aplicable a distintas colecciones del mismo personaje. Rodríguez, además, es el responsable de ediciones de From Hell, en la que desaparecían textos; de Maus, que hizo que Spiegelman amenazara con abandonar el stand de la editorial; o de que las páginas originalmente a color de algunos mangas se conviertan en manchas infectas de grises. Parece, menos mal, que la llegada de David Hernando como Editor DC está cambiando las cosas. Más sobre esto más adelante.

Sólo hacían falta un poco de conocimiento, criterio, ganas de hacer bien las cosas y respeto por los lectores. Cosas de las que Rodríguez parece carecer por lo visto hasta ahora.

Cuando oigáis a alguien decir que DC no vende en España pensad en los Rodríguez del comic que, salvo en la gran época de Zinco, han hecho de las suyas a lo largo de los años. Algo sobre lo que he escrito para el próximo número del fanzine No me jodas, Pérez editado por nuestro habitual Grego Lorente.

¿Tiene DC público en España? ¿Qué percepción tienen los aficionados de esta editorial? Y que me perdonen los Rodríguez, pero, ¿por qué hay tanto Rodríguez incompetente en puestos de responsabilidad?

2 comentarios:

Grego dijo...

La industria esta nuestra es de lo que no hay. Siempre que da dos pasos adelante, lo que viene a continuación son dos pasos hacia atrás. Y así no hay quien avance.

Cuando se anunció que PdA iba a editar los tebeos de DC hubo fiesta -o eso parecía- a escala nacional (española). Que repicaron todas las campanas, vaya. Ya estábamos todos tan contentos: se iban los de Norma con sus desmanes, desfases y descontroladas ediciones y llegaba la guardia pretoriana del tebeo bien editado. O eso parecía.

Los mismos que bajo el orden impuesto por Antonio Martín, el fantasma, hacían las delicias de aficionados y coleccionistas, con la anarquía impuesta tras su ascenso vertical (tal que un puntapie en el culo) y salida de la empresa se están cubriendo de gloria. La edición de tebeos DC por parte de Planeta es lo más parecido a echarle bloques de cemento al prestigio de la editorial yanqui.

Es opinión personal: entre DC y Marvel me quedo siempre con Marvel. Es como decidir entre star Wars y Star Trek. Donde esté el Halcón Milenario que se quite la Enterprise. Y así. Pero, quieras que no, como comiczombie necesito mi ración de Batman o Superman.

La fórmula secreta para mantener un cierto orden y algún concierto en cualquier tarea, llámese editar tebeos o desatrancar retretes, es trabajar un poquito más y un poquito mejor. Particularmente en lo de los tebeos, un trabajo más respetuoso, más imaginativo y con mucho oficio. La buena voluntad se queda para las limosnas.

Dice Machuca que la kriptonita PdA viene de mano de un tal Rodríguez. Para mí siempre son y serán Pérez. Pero para eso está el fanzine.

Atarieterno dijo...

Estoy de acuerdo en la mayoría de las cosas que enuncian Machuca y Grego, pero añadiré lo siguiente de mi cosecha:
Sin entrar en comparativas DC vs Marvel (que sobre gustos no vamos a escribir nosotros), lo que más me ha entusiasmado es el ideal de Grego por "hacer las cosas bien"... ¡¡ojalá se cumpliese!!, pero la realidad es bastante distinta: sirva como ejemplo lo sucedido a una buena amiga mía que trabaja en una "gran superficie" de carácter internacional; resulta que el jefe de personal le asigna un nuevo destino laboral, consistente en pasar de su anterior ubicación como charcutera a ser vendedora de "sonido/video/informática y telecomunicaciones", siendo la cuestión que dicha amiga NO TIENE NI PAJOLERA IDEA DE INFORMÁTICA, NI DE GRABADORES HD, NI SIMILARES. ¿Quién demuestra en este ejemplo su irresponsabilidad o incompetencia?, ¿será el jefe de personal -con menos luces que un monopatín-?, ¿será el jefe de centro por confiar en él?, ¿tal vez el jefe de zona?, ¿los accionistas?, ¿Tintín con sus pijadas?... Uffffff, menuda papeleta.
Estaremos de acuerdo que la especialización es vital para conseguir lo que denominamos "hacer las cosas bien", y esto no se cumple siempre con los directivos que las editoriales contratan, los cuales están más preocupados por los beneficios que por la calidad del producto que lanzan al mercado (aunque parezca lógico que ambas cosas debieran estar asociadas en relación directa). Tenemos el claro ejemplo de muchos eruditos del tebeo, cuya contratación se limita a la sección de "Cartas del lector", "Comentarios", etc., mientras que otros menos cualificados dirigen la edición de igual forma que dirigirían la venta de morcillas, chorizos y/o similares.
Supongo que como en todas las facetas de esta vida, no basta con ser competente, además hay que tener ese "padrino" que te conceda ese puesto de trabajo acorde con tu valía.
Sed felices.