lunes, 25 de julio de 2016

EL DESPERTAR DE LOS 60 AGUJEROS DE GUIÓN (CODA ¡Y UN INESPERADO GIRO DE LOS ACONTECIMIENTOS!)

Pues tras el trabajazo de los ¡nueve! posts anteriores (Es lo que tiene que no tengas costumbre de dormir la siesta) escribí lo siguiente como epílogo de esta serie de posts:

Si alguien ha sobrevivido a la serie de ¡nueve posts! todo lo anterior quería llegar a esto:

Cuando hagas crítica de cine, sobre todo si has visto la película una vez, y salvo que tengas una retentiva fabulosa, apela al sentimiento que ha despertado en ti, en si te ha aburrido o emocionado, a la construcción y evolución del personaje,… pero no al fallo de guión, al agujero, que es lo cómodo, pero como hemos visto no es tan fácil como piensan algunos.

Pero si sigues por ese camino, o la ves varias  veces (y con lápiz y papel) o no lo hagas así, porque es muy posible que tal agujero no exista y hagas el más soberano de los ridículos, empezando con la ridícula imposición del editor para el que escribes de que los agujeros tengan que ser 30 o 40 o 60 o un número igual de redondo en vez de un primo, un múltiplo de 7 o de la sucesión de Fibonacci.



Y de repente llegó Twitter:




El link en cuestión era de otro artículo de la Huffington en la que el mismo autor ¡DABA DIEZ RAZONES POR LAS CUALES EL DESPERTAR DE LA FUERZA ERA LA MEJOR PELÍCULA DE LA SAGA!! Pero no sólo eso, sino que ¡EL PROPIO AUTOR RESPONDE A LOS SUPUESTOS AGUJEROS DE GUIÓN QUE DESGRANABA EN SUS DOS ARTÍCULOS ANTERIORES Y LO HACE USANDO CASI LOS MISMOS ARGUMENTOS QUE HE UTILIZADO YO!!!!

Y entonces Seth Abramson apareció en el hilo de Twitter con un español un poco macarrónico:








Resulta, cuenta en el artículo, que todo era un mero ejercicio retórico para demostrar la polarización de las opiniones en las redes sociales. Según él, mientras que en Facebook se concentraban los partidarios de la película, las opiniones a favor de sus críticas estaban en Twitter, en línea con esa impresión que tenemos muchos de que Facebook es el sitio del buen rollo y Twitter el sitio donde la gente se desahoga.

Seguía contando que, como estudiante de Derecho le enseñaron a argumentar ambos lados de cualquier tema, algo tan de sofistas, tan de jesuitas y tan de las Ligas de Debate americanas. El problema para él es que se tomaba personalmente cualquiera de las dos versiones del tema en cuestión, y que incluso en la actualidad tiene tendencia a razonar sobre los pros y contras de cualquier tema y a sentirse partícipe de ambos, y como parte de ese juego escribió los dos artículos contra la película y luego el artículo a favor en el que ensalza hasta la exageración el Episodio VII. También hay que reconocer que en su caso de la teoría a la práctica hay un hecho, y el artículo de los agujeros de guión era bastante más endeble (y a mis posts anteriores me remito) que aquel en el que expone las razones a favor de la película.

Conclusión, el señor Seth Abramson troleó a la Huffington, troleó a sus lectores y, me sobretroleó a mí, teniéndome durante seis meses con unas ganas incontrolables de rebatirle sus argumentos. 

Cuando hice el curso de guion con Robert McKee éste nos contó a los asistentes que un gran recurso de guion es presentar un acontecimiento que hace que tengas que volver mentalmente al principio de la película y te la tengas que repensar al darte cuenta de lo que has visto no tenía el sentido que tú pensabas. Sin ir más lejos ponía como ejemplo el "Luke, yo soy tu padre", que le daba una nueva perspectiva no a una sino a ¡dos películas! 

Cuando tuve constancia de este tercer artículo de Abramson ya tenía escritos y programados todos los posts, pero al enterarme del verdadero sentido de los dos primeros artículos de Abramson me he tenido que repensar todo lo que he escrito y verlo desde una nueva perspectiva. 

Por un lado, me queda la sensación de haber hecho el tonto tomando en serio lo que era un ejercicio intelectual, un ejemplo de esa corriente de pensamiento aún muy minoritaria y a la cual no le auguro mucho éxito llamada metamodernismo, porque yo lo de que dos ideas contradictorias puedan ser verdad a la vez no me lo trago. 

Por otro lado me lo he pasado genial teniendo que razonar uno por uno los argumentos de Abramson. Y sobre todo me he alegrado, porque aunque lo escrito por Abramson era un ejercicio intelectual más que una muestra de haterismo, sí que ha habido un montón de haters genuinos con razones similares a las que dio Abramson, a los cuales van dedicados mis posts, sin admiración y sin respeto.

No voy a corregir los posts donde dedico algún epíteto a Abramson, (tampoco nada más fuerte que cualquier insulto brugueriano), porque sería como reescribir los Episodios IV y V en función de la revelación de Bespin. Lo que sí voy a decir es: señor Seth Abramson es usted un genio y tiene mi admiración y mi respeto.

3 comentarios:

Pablo García Naranjo dijo...

¿Y ahora qué digo?
Lo del ejercicio meta me suena a salida de torero. "Todo era un experimento social, chavales." A mí no me vende esa moto.

José Enrique Machuca dijo...

Probablemente no te falte razón, pero a mí en su momento me dejó diciendo "el ioputaaaaaa". La verdad es que el experimento sí que es coherente con esa visión metamoderna que dice defender Abramson. Yo del metamodernismo, que viene a decir que todo es válido, una cosa y su contraria, no me lo trago, pero bueno, eso son historias para otras personas y otros blogs.

Por lo demás, te agradezco tu fidelidad y atención. ¡Un fuerte abrazo!

Pablo García Naranjo dijo...

Otro para ti y enhorabuena por el trabajo. Ha sido un gustazo