jueves, 17 de julio de 2008

DE CRISIS EN CRISIS HASTA LA CRISIS FINAL: CRIS... DESACELERACIÓN FINAL

Las reglas no escritas de la secuela exigen un argumento derivado, personajes de las partes anteriores e incluso la resurrección de algún villano de la primera parte. La verdadera continuación de Crisis Infinita sería entonces La Guerra de los Sinestro Corps. Y bastante bien que le ha salido a Geoff Johns. Mucho mejor que Cuenta Atrás a Paul Dini, demostrando que sin Bruce Timm es más bien poquita cosa como autor de tebeos. ¡Es que una historia que comienza con el malo jugando con muñequitos de los héroes en un tablero de ajedrez debería estar prohibida!!

Para más inri la Cuenta Atrás hacia la Crisis Final será una cuenta atrás hacia lo que tú quieras menos a Crisis Final, porque lo que pasa en una no tiene nada que ver con los sucesos de la otra. Es el peligro de darle libertad creativa a Grant Morrison, que tienes que cruzar los dedos deseando que no se le vaya la olla demasiado.

Según Morrison él había entregado el argumento de Crisis Final antes de que empezara Cuenta Atrás, para que no hubiera incoherencias, pero ahora se queja de que los autores de la serie y sus tie-ins han usado y estropeado muchas de las ideas que él pensaba usar. Versiones no oficiales de DC hablan de que Morrison ha hecho lo que le da la gana sin tener en cuenta las historias anteriores.

Para limar asperezas Dan Didio viajó a Escocia para visitar a Morrison, y DC publicó DC Universe # 0, otro de esos especiales en los que aparecen pistas sobre los futuros lanzamientos, en este caso las líneas argumentales de los personajes principales, y con Geoff Johns, claro, que parece ser el único que sabe qué hacer con el Universo DC.

Con sólo dos números en la calle es difícil saber por dónde van los tiros, sobre todo porque cada capítulo consiste en escenas cortas sin aparente relación e incluso la muerte de uno de los personajes más conocidos de DC merece sólo una página aunque, ahí está el truco, luego se publique un especial Requiem detallando esa muerte. Uno de los mejores tebeos de la editorial de los últimos años, por cierto. Bonito de verdad.

Por ahora esta Crisis poco tiene que ver con las anteriores, ni con Multiversos, ni con problemas de continuidad, pero ya veremos. Desde luego si esperaban un bombazo comercial, no ha cumplido las expectativas: el nº 1 de Final Crisis vendió 144.784 ejemplares mientras que el nº 2 de Secret Invasión vendió 182.390. Es un dato muy significativo sobre la actual situación del mercado americano, donde todas las editoriales están vendiendo menos a causa de la crisis económica pero las ventas porcentuales de Marvel están subiendo y las de DC bajando. Es decir, los lectores están siendo más fieles a Marvel que a DC.

Aún hay que esperar a los resultados finales de Final Crisis, valga la cacofonía, y sobre todo a los posteriores lanzamientos, pero el plan quinquenal de Dan Didio no está funcionando si el objetivo era aumentar las ventas y alcanzar a Marvel. En las últimas semanas se corrió el rumor en internet de que Didio iba a ser despedido. Los motivos fueron una serie encadenada de malas noticias para DC. A las declaraciones de Morrison se sumaron las noticias de que Chuck Dixon, un clásico de la casa, dejaba de trabajar para DC de muy malas maneras. J. G. Jones, el dibujante de Final Crisis, en un ejemplo más de mala dirección editorial, no daba abasto y necesitaba la ayuda de Carlos Pacheco. O John Nee, uno de los principales ejecutivos de DC que entró de la mano de Jim Lee, abandonaba por razones personales.

Pero lo peor fueron los relativos malos resultados económicos del mes de mayo, que ya apuntan a una tendencia a la baja. Y digo relativos porque esto es como el fútbol: siempre sienta peor que el otro gane la Liga que el hecho de que tú no la ganes. Si Didio deja DC será principalmente porque la distancia entre Marvel y DC vaya aumentando.

Steven Grant resumía muy bien esta serie de posts en su columna Permanent Damage
del día 9:

“Si tuviera que elegir un único problema que DC ha tenido en las últimas, oh, dos docenas de años, sería haber tratado de coordinar lo que querían presentar como un universo coherente mientras, simultáneamente, dejaban a los editores y creadores hacer cualquier maldita cosa (al menos desde el punto de vista del observador; hay muchas malditas cosas que nunca les permitirían) que quisieran con los personajes, sin ninguna clase de esquema a largo plazo y sin consideración de cómo los personajes quedarían afectados por los cambios a largo plazo.”

De ahí que hayan tenido que inventar Crisis tras Crisis, para arreglar las consecuencias de esta mala política. Por eso el Universo DC resulta menos atractivo que el Marvel para el lector. Es una situación endémica de DC y Dan Didio no ha sido capaz, hasta ahora, de enmendarla, ni tampoco apunta bien la cosa. A DC le esperan esos “tiempos interesantes” del refrán chino. Interesantes en su acepción chunga.

(Y gracias a Pepe Díaz por sugerir el título.)
ACTUALIZACIÓN: Steven Grant publicó ayer otra columna comparando los Universos Marvel y DC, y analizando los problemas que la obsesión por la continuidad ha ocasionado a DC.

4 comentarios:

Juanito dijo...

Hasta leer el Countdown... ahí no he llegado, y me parece un análisis excelente. Pero la verdad es que como lector (y mira que el rollo Secret Invasion me parece muuucho ya después de la Civil War y la Iniciativa y de May Parker Jefa de Shield...), el universo Marvel siempre ha parecido más coherente que el DC.
En cuanto a Morrison, tras este desbarajuste que ha montado, me parece que valora mucho la creatividad, pero de forma puntual. Es decir, escribo lo que me dé la gana en este sacrosanto momento. Quizá no entiende que mucha de la base de los comics de superhéroes es que son como las largas baladas épicas medievales, que nunca se terminan y siempre tenemos que ver al héroe o a su hijo-primo-hermano en su periplo vital... sin incoherencias. A saber qué pasaría en el Cantar del Mío Cid si le sacamos una hija más al Cid, Doña Pepa, máquina letal de los árabes que odia-ama a su padre... en los capítulos finales, donde decimos que el Cid es en realidad dos enanos franceses. Pues que no, que no encaja, y le tiramos piedras al bardo.

Vic dijo...

Yo no creo que un universo sea mejor que el otro "per se", de hecho, soy marvelita de toda la vida y sin embargo el UDC me motivaba más... hasta que comenzaron con las Crisis. jodiendo las lineas argumentales de la mayoría de sus series sin aportar nada de nada y sin hacer algo REALMENTE bueno. Eso sí, en Marvel también estan jodiendo sus series, pero, accidentalmente seguro, se les cuelan cosas buenas.

Anónimo dijo...

Aunque yo también me pregunto cómo era los guiones de Countdown antes de ser revisados por Paul Dini -ya que aún después singuen siendo bazofia-, tengo que romper una lanza en su favor.

Evidentemente el autor de semejante bazofia no es otro que Didio, remedando y reventando escenas e ideas de Final Crisis, alargando como chicle un argumento que no se debería haber utilizado. Además, el poco contenido que tenia Countdown, como la Búsqueda de Ray Palmer, fue desviado en su propia miniserie, lo mismo con Forerunner, ARENA, Death of the New Gods, Lord Havock, etc, etc, etc... La serie, obviamente, acabó tratando sobre NADA.

Además, si yo fuera Dini, y escribiendo por fín guiones de mi personaje favorito, Batman, me colocan a Kramer -o Ngyen, que no es muy para allá-, sufriría una Crisis creativa que ríete tu de la Infinita...


Y a la sugerencia de que Geoff Johns es el único que sabe que hacer con el Universo DC, ¡¡¡YO DIGO NO!!! Es el tuerto en el pais de los ciegos. Un tuerto con desprendimiento de retina. Y cataratas. Y un orzuelo. Y bizco.
Yo ya estoy dispuesto a leer hasta a Winnick, Kelly, Bedard o McKeever en JSA con tal de que lo saquen de ahí... Más aburrido y previsible no me pueden resultar...

Y luego está este señor que se encarga de coordinar todas las series para que la continuidad se mantenga, y tiene a los Dioses griegos en Wonder Woman, luego prisioneros de Darkseid y a la vez encarnados en formas mortales en TRIALS OF SHAZAM!

Y le pagan un sueldo y todo!

;-))))))

PEDRO ANGOSTO

José Enrique Machuca dijo...

A veces pienso que el problema que tienen la mayoría de autores es que quieren ser trascendentes: crear una gran historia del personaje que lo cambie de cabo a rabo. Y es una tontería porque los cambios nunca son permanentes y tanto cambio acaba aburriendo al lector. ¿no se pueden limitar a contar buenas historias? Que lo interesante sea la historia, y no la supesta importancia que pueda tener en el corpus mítico del personaje.

Es verdad que la JSA de ahora está muy aburrida, muchísimo peor que la primera serie. Yo me refería más bien a todo el tema de Green Lantern, que ha estado muy bien llevado. Lo hemos hablado otra veces: para mi la continuidad es una cosa secundaria, pero estoy de acuerdo en que ya que les preocupa tanto y están haciendo esfuerzos continuos (que han sido el objeto de esta serie de posts) para arreglarla, luego preocúpate por ella. Pues que va. Me remito a la cita de Steven Grant del , final del post, que lo explica muy bien.