domingo, 13 de julio de 2008

DE CRISIS EN CRISIS HASTA LA CRISIS FINAL: 2005 (QUE TIENE PREMIO)

A principios de siglo la continuidad de DC seguía hecha unos zorros y ya ni provocaba protestas. Lo cual no es nada bueno. Ya se sabe: que hablen de uno aunque sea mal. Esa era la misión de Dan Didio. Bueno, preferentemente que se hablara bien, claro.

El casi cincuentón Didio hizo la mayor parte de su carrera en el mundo de la televisión, como relaciones públicas y productor, aunque en los 90 tomó labores creativas en una productora de dibujos animados, Mainframe. Su bagaje profesional en el mundo del comic era nulo, pero es muy común que las empresas contraten a ejecutivos de otros campos que aporten nuevas ideas. Como hacer una secuela de Crisis. Ejem.

En el eterno partido de tenis entre Marvel y DC la llegada de Quesada había inclinado el set a favor de la primera. La misión de Didio era cambiar la situación, para lo cual se concentró en darles una mayor interrelación a los personajes de la compañía, lo que ha enfocado con eventos y crossovers en los que han sido habituales las muertes de personajes preferentemente relacionados con la JLI de Giffen y DeMatteis y con los Titanes.

Desde 2003 los eventos se han ido sucediendo, empezando por la muerte de Donna Troy en aquel especial de los Titanes y Young Justice, siguiendo con Crisis de Identidad y continuando con Cuenta Atrás hacia la Crisis Infinita, Crisis Infinita, 52, Un Año Después, el Ataque de las Amazonas, la Guerra de los Siniestro Corps, Cuenta Atrás hacia la Crisis Final y Crisis Final. Si es agotador nombrarlo, aún más, salvo excepciones, aguantarlo.

Si bien Crisis de Identidad era una historia más que notable que cambió la percepción de los personajes DC –que no es poco-, no afectó a la continuidad del Universo DC. Esa labor se la dejaron a Crisis Infinita, que como secuela canónica recuperaba personajes y eventos de Crisis en Tierras Infinitas, en concreto los cuatro supervivientes del Multiverso que se perdían en el Limbo. Desde allí, y manipulados por Alexander Luthor, Superboy de Tierra Prima y Superman de Tierra-2 se apañan para salir e intentar reconstruir un Universo más lógico, puro y sencillo (¿aburrido?). Sale a puñetazos, literalmente, y cada puñetazo en el muro dimensional provoca cambios en la continuidad, como la resurrección de Jason Todd.

Pues vale, aceptamos “cambios en la continuidad a hostias” como animal de compañía. No le podemos echar la culpa, no toda, al guionista, Geoff Johns, porque como va siendo costumbre la serie es obra coral. En el aspecto gráfico, la necesidad de cumplir con la fechas de entrega requirió de cuatro dibujantes,
Phil Jimenez, George Pérez, Ivan Reis y Jerry Ordway.

Crisis Infinita tiene demasiados subargumentos demasiado atropellados, aunque algunas escenas como la pelea entre los tres Supermanes son realmente espectaculares. Como no podía ser de otra manera la realidad se reconstruye y surge una Nueva Tierra aunque luego, en 52, se descubre que el Multiverso ha renacido y que Mister Mente deja sólo 52 Universos supervivientes.

Crisis Infinita no sólo trae un nuevo Multiverso, sino que los personajes son conscientes de que antes hubo otro Multiverso que no recuerdan. Y así, tan fácil, se reescribe el origen de Power Girl como lo que es, una anomalía superviviente de la Tierra-Dos desaparecida en la primera Crisis. (Por cierto que en el antiguo Multiverso las Tierras se nombraban Uno, Dos, Tres,... y en el nuevo 1, 2, 3,...).

La serie fue un éxito comercial, pero, como siempre, no fue nada efectiva a la hora de arreglar los fallos de continuidad y los orígenes inconsistentes, especialmente el de Superman, que tras un amago de smallvilización se convirtió en un batiburrillo entre la Silver Age y las películas de Donner y Singer, incluyendo perros voladores, superprimas, zonas fantasmas masificadas, ciudades embotelladas, padres holográficos, Fortalezas de la Soledad de cristalitos o pertenencias a la Legión de Superhéroes que, por cierto, vuelve a ser la de los años 70, o es que hay tres versiones del grupo a la vez, o yo que sé, qué sé yo.

Mientras que 52 sí fue una buena historia y ayudó a forjar el nuevo escenario, el timo de Un Año Después no tuvo ninguna repercusión, ni comercial ni artística, porque, ¿qué gracia tiene ver a los personajes un año después, exactamente igual que estaban un año antes y con los mismos autores? Porque, y a los actuales jefes de DC no se les mete en la cabeza, el gran éxito de Crisis en Tierras Infinitas no fue la serie en sí misma sino que Byrne, Pérez, Miller, Giffen,... dejaron lo mejor de sus carreras en los personajes de la Compañía. Porque sí, vale, Morrison en Batman mola, pero el Superman de Busiek ha sido decepcionante, y de los nuevos Flash, Atom, Wonder Woman, Aquaman,... mejor no hablar.

Sea como sea en DC parecen dispuestos a medir la paciencia del aficionado, estirando la cuerda hasta llegar a la actual y final Crisis.

Que sí, que sigue en el próximo y final post.

8 comentarios:

JAVIER dijo...

hombre, antes no se nombraban Tierra uno, Dos... y ahora 1, 2, 3. Porque por ejemplo, la Tierra X era la de los luchadores de la Libertad, y hora Tierra 10
La de la familia Marvel era Tierra S (de Shazam), y ahora es Tierra 5, etc
Además, todo lo que nombras se está (intentando) arreglar en las nuevas series, como por ejemplo Booster Gold (de Geoff Johns), o en SJA, donde ATENCIÓN SPOILER Power Girl vuelve a "Tierra 2", la Tierra de la SJA original e Infinity Inc...
FIN SPOILER
Seguiremos, ahora que he "vuelto"

José Enrique Machuca dijo...

Tienes razón. La frase correcta sería: "Las Tierras del antiguo multiverso se nombran Tierra Uno, Tierra Dos,... y las del nuevo multiverso Tierra-1, Tierra-2,... Pero lo interesante es la asunción de que hubo un multiverso anterior... Dios mío, no sólo hay Tierra-1, Tierra-2 sino Multiverso-1, Multiverso-2...!!! 80

Tú lo has dicho: se intenta. Se lleva intentando veinte años. Pero historias buenas, últimamente, poquitas, como bien decía Pedro en el post anterior.

Y encantado de volver a tenerte por aquí ;D

Juanito dijo...

Yo lo que sé es que con Didio, Keith Giffen se estaría removiendo en su tumba... si no fuese porque no está muerto. Así que se removerá en el sillón.

José Enrique Machuca dijo...

Pues no sé yo, si tenemos en cuenta que Didio le encargó a Giffen que abocetara (es decir, la narrativa es suya) tanto 52 como Cuenta Atrás para así conseguir salir en fecha.

JAVIER dijo...

Pues sigo sin estar de acuerdo, tanto en lo que comentas de la manera de nombrar a las Tierras ((ver mi prmer comentario sobre Tierra S=Shazam=Tierra 5; Tierra X=Luchadores Libertad=Tierra 10, etc)
ni sobre que no existan casi historias buenas:
Guerra Sinestro Corps, Jovenes Titanes, Green Lantern, Booster Gold, 52, Crisis de identidad, SJA, etc.

José Enrique Machuca dijo...

Respecto a la manera de nombrar las tierras: en la Edad de Plata a las tierras las nombraban así: Earth-One, Earth-Two, Earth-Three y sí, claro que hubo una Tierra-S, y una Tierra-X (y no 5 y 10, estoy casi seguro, porque Tierra-Cinco es una Tierra en la que el único héroe era Batman), y una Tierra-A. Lo puedes ver en el reciente tomo de Crisis en Tierras Múltiples o en estas portadas http://www.comics.org/coverview.lasso?id=17812&zoom=4
http://www.comics.org/coverview.lasso?id=17865&zoom=4
http://www.comics.org/coverview.lasso?id=18536&zoom=4
y en esta entrada de la Wikipedia
http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_DC_Multiverse_worlds. Es en el nuevo Multiverso cuando se las nombra con números: Tierra-2, Tierra-3, etc.

De las historias que cuentas me gustan casi todas. Bueno, las de Titanes bastante menos, pero ya son gustos, y yo me crié con la serie de Wolfman y Pérez, y la comparación se nota. A lo que me refiero es a que en la DC actual no hay una serie que me llame a leerla con la misma intensidad que lo han hecho el Capitán América y el Daredevil de Brubaker, el Ultimate Spider-Man de Bendis, los Ultimates de Millar,... Y mira que me gustaría. Pero repito, son gustos.

Mr. Martin L. Gore dijo...

Buenas, Jose Enrique.
Yo de lo que me alegro es de que hayas usado la palabra maldita: aburrimiento.

De verdad que lo he intentado con el UDC desde Crisis de Identidad, pero el 70% de lo que he leído es un coñazo. No sé si es por los autores, por Didio, o porque los personajes no dan más de sí (en el sentido de que son héroes arquetípicos y no me toques a Superman o la palmas, guionista...)
Disfruto mucho con Green Lantern, eso sí, pero:
Crisis de Identidad: un bluff.
Crisis Infinitas: ¿Pero esto va en serio?
Un año después: ¿De verdad que esto va en serio?
52: Ni se me ocurre leerlo tras lo anterior
Cuenta atrás: Ni de coña tampoco.
Crisis final, #1: Soy gilipollas.

En fin, espero no ser el único.

JAVIER dijo...

Bueno, a mi me aburren mucho las series Marvel Ultimates
La única que pude leer con algo menos de incomodidad fue Ultimates; pero el resto de Universo Ultimate...!!!!

y luego cosas como Vengadores, Avengers Dissambled, Civil War, etc, no las trago
Y sin embargo, en DC: SJA, Green Lantern, Green Arrow, Jovenes Titanes, y otras miniseries más