miércoles, 12 de agosto de 2009

LOEBADAS: LUCHA DE TRAQUEAS

Ya no compro tebeos de Loeb, y si los leo es por deber a mi blog y a vosotros mis lectores (de nada, de nada XD). Lo que sí hago es ojear sus tebeos en la librería, y cada vez que abro uno me encuentro una patochada. Por ejemplo:


Hulk Rojo mantiene colgada de una cadena a Hulka. Si la Valquiria y Thundra no acceden a hacer guarreridas españolas con él (como lo cuento), tirará de la cadena (ejem) y le partirá el cuello. Además, mientras se deciden o no, Hulka se está, lógicamente, ahogando. ¿Lógicamente?

La escena, en sí misma, no está mal planteada, pero si nos fijamos bien empieza a haber problemas. Hulka se está ahogando porque la cadena hace presión sobre su traquea. La presión la provoca exclusivamente su peso, desde el momento en el que Hulk Rojo no está pegando tirones ni moviendo la cadena de ninguna manera. Hulka pesa unos 300 kg (tú debajo, nena), es uno de los seres más fuertes del Universo Marvel, capaz de levantar 100.000 kg., y altamente invulnerable, como hemos visto en decenas de aventuras. Yo tengo serias dudas de que a un ser así 300 kg de presión en el cuello la puedan ahogar. Una duda muy friki, pero duda. Pero a Loeb le conviene porque si no, se le fastidia la escenita, y, claro, Hulka ni puede romper la cadena, ni se debate apenas, ni nada de nada.

La cosa no es que sea grave, al lado de otras barrabasadas ya vistas, pero la escena me recordaba a algo, y al fin caí. Me recordaba a esta viñeta del capítulo 13 de Victoria Oscura:

Batman sí es un ser humano. Se supone que es el más desarrollado físicamente del mundo, con una fuerza y una velocidad comparables o superiores a la de cualquier atleta, pero humano. Así que sí, ahogarse, se ahoga. Sus 110 kg de puro músculo (hummmm) hacen la suficiente presión para que ello, inexorablemente, ocurra. ¿Cómo se libra Batman de esta muerte segura? ¿Le ayuda Catwoman? ¿Coge un afilado batarang y corta la cuerda?

Ni hablar.

Batman, con la sola fuerza de sus piernas y brazos empuja contra la pared y es capaz de llegar al tejado. ¡Toma ya! ¡Con un par! ¿Qué murciélago ni murciélago? ¡Un saltamontes!!! Ahora en serio, ¿podría un ser humano algo así?

Desempolvando mis oxidados conocimientos de Física y preguntando a un compañero de trabajo, he supuesto que Batman es una esfera maciza de 110 kg (así es como hacen los problemas los físicos, a mí no me miréis) y les he aplicado las fórmulas del péndulo parabólico. Si la cuerda mide 1.5 m me sale que Bats tiene que salir despedido de la pared con una velocidad de 30´58 km/h para poder alcanzar el punto más alto y llegar a la azotea. ¿Es eso mucho? Si se tratara de un salto en vertical (que es más sencillo), con esa velocidad inicial llegaría a una altura de 3´75 m. El record actual de salto de longitud está en 2’45. Y recordemos que se está ahogando (o debería) y eso merma las capacidades físicas de cualquiera.

Vale, vale, es Batman y puede eso y más. Incluso se puede contorsionar en el aire para ayudarse, pero es que para conseguir ese impulso debe ejercer una fuerza de 400 kg contra la pared, que unida a su propio peso de 110 kg da lugar a una resultante de 415 kg, más que suficiente para romperle el cuello a cualquier humano por muy desarrollado que esté.

De acuerdo, son disquisiciones muy frikis, pero de lo que se trata es que tenemos un autor que nos cuenta que 300 kg pueden ahogar a Hulka mientras que Batman es capaz de soportar tensiones mucho mayores sin mayor problema. Saltándose siempre las reglas, las físicas y las narrativas, pasándoselas por el forro con tal de que la brillante escena que se ha inventado no se le fastidie y haciendo gala de una incoherencia sin límites. Aquí Loeb, aquí, unos enemigos.

PS. De todas formas esto es pecata minuta comparado con aquella escena de Hartigan en Sin City, rompiendo el cristal de la ventana, cogiendo un pedazo con los pies, cortando la cuerda con él como si fuera un contorsionista del Circo del Sol... Si es que Frank Miller cuando se pone, se pone.

Actualización: Me rectifican, y con razón, que en esa aventura Batman lleva armadura en el cuello. Así que no, no se ahogaría. No sólo eso, sino que ¡se demostraría que al fin Batman tenía un plan! Lo del saltito inverosímil sí lo seguimos manteniendo. Y Hulka no se ahogaría por su propio peso. Ea.

5 comentarios:

God Loeb dijo...

hombre hombre, una verdad a medias no es una verdad, despues se ve que batman tiene una proteccion en el cuello, como una especie de armadura, las cosas hay que contarlas bien si no inducimos al error y eso si que no.

José Enrique Machuca dijo...

Huy, es verdad lo de la protección. Rectifico ipso facto.

José Enrique Machuca dijo...

Y gracias ;D

Er_Granaino dijo...

un fallo lo tiene cualquiera, no pasa nada

Goku_Junior dijo...

Si, este comentario es un rato friki xD pero no por ello dejas de tener razon jejeje. A veces hay que abrir mucho la mente para no rayarse con estas cosas... sobre todo con autores como Loeb.