viernes, 14 de agosto de 2009

INVASIÓN (no muy) SECRETA

Siguiendo la política de este su blog de no destripar argumentos hasta que no se han publicado en España, le vamos a dar un repasito a Invasión Secreta, con la que servidor se lo ha pasado muy bien.

La idea es muy sencilla: una infiltración de skrulls para una invasión en toda regla y no para algún estrafalario plan que envuelva omniondas o cubos cósmicos. De esas ideas que no sabes cómo no se les había ocurrido antes a nadie. El artífice, Brian Bendis, no puede ocultar que una de sus fuentes de inspiración es la nueva y magnífica versión de Battlestar Galactica, con sus cylons de forma humana infiltrados y, sobre todo, esa justificación religiosa de un paraíso en forma de planeta Tierra que hay que alcanzar aunque sea (mejor si) aniquilando a la raza humana.

Invasión Secreta es probablemente el evento mejor planificado que yo haya leído nunca, anticipado casi un año antes, cuando Elektra resultaba ser una agente skrull. Ese acontecimiento y sus implicaciones han sido el hilo conductor de las series de Vengadores desde entonces: el miedo, la duda, la desconfianza como armas de un futuro plan de invasión. Brillante y sutil.

Con la miniserie principal se acaban las sutilezas. Los skrulls salen del armario e inutilizan las defensas de la Tierra, capturando a Reed Richards (no aprenden: un tiro en la cabeza y a otra cosa), propagando un virus anti-stark y mandando a los grupos de Vengadores a la Tierra Salvaje, para tenerlos entretenidos allí peleándose con un grupo de impostores con uniformes ochentosos. Mientras, una armada de super-skrulls toma Manhattan, siguiendo las reglas no escritas de la invasión extraterrestre.

Lo de los super-skrulls es otra idea tan simple como feliz. ¿Por qué quedarse en imitar los poderes de Los 4 Fantásticos? Aunque, la verdad, algunos son tan ridículos como esa mezcla de Kingpin y Cabeza de Martillo que salía en Punisher.

A partir de ahí todo es pelea y explosiones, viñetas inmensas repletas de personajes en las que Leinil Yu demuestra que es buen dibujante pero que no es George Pérez en esas lides. Como momentos más interesantes tenemos a la Reina Skrull convenciendo a Stark de que es un agente durmiente, o el plan de reserva del falso Pym, convirtiendo a la Avispa en una bomba andante. Como tebeo de peleas masivas no está mal (aunque Geoff Johns los escribe mejor), pero momentos como la estampida de dinosaurios sacan nota alta en la sección de anticlímax.

Tanta acción contrasta con el espíritu de traición e infiltración que se insinuaba en los meses previos. Sin embargo ese espíritu sí está presente en los capítulos de las series de Vengadores que, en un golpe sencillamente genial, se convierten en el relato de la infiltración skrull, al estilo de los flashbacks de series como Perdidos, pero dejándolos fuera de la miniserie principal. Y cómo he disfrutado con esos capítulos. Alguno hasta me ha dejado con la boca abierta, como cuando he comprendido que la Elektra skrull se sacrificaba aposta para empezar a crear el clima de desconfianza entre los héroes, acrecentando el que ya había tras Guerra Civil.

Otro acierto de este evento es resistir la tentación de adjudicar a los skrulls todo lo que ha pasado en el Universo Marvel en los últimos tres o cuatro años. No, Tony Stark no era un skrull. Tuvo sus momentos de agilipollamiento, pero ya está. Los skrulls no tuvieron nada que ver con el Día M, ni con la Guerra Mundial Hulk, ni con Guerra Civil,… Ya estaban preparando sus planes, pero esperaban pacientemente y veían estos acontecimientos como una señal divina y como ventajas tácticas en su futuro ataque. Brillante.

Como pega, la campaña publicitaria “Acepta el cambio”, que sugería una invasión supuestamente incruenta en la que los skrulls proponían una supuesta coexistencia de extraterrestres y humanos. Luego, de eso, nada. La frase tenía segunda parte: “Acepta el cambio o te mato. Y aunque lo aceptes, no te prometo nada” porque no dejaba de tener gracia ver a esos skrulls diciendo “Él te ama” mientras vaporizaban a la gente con sus rayos de la muerte

Editorialmente Marvel ha sabido explotar el filón. Mientras que las series más vendidas (Spiderman, Thor, Los Cuatro Fantásticos, X-Men,… y algunos grupos sin serie como Inhumanos) tenían miniseries aparte, las series más flojitas sí tenían sus crossovers incrustados en la colección con el objetivo de llamar la atención de los lectores.

Marvel repite otra vez la jugada de sus anteriores eventos. Los acontecimientos narrados no se encierran en sí mismos, sino que dan lugar a un nuevo status quo. El Universo Marvel sí cambia tras cada evento, cambia su presente, y no su continuidad (toma nota de una vez, Didio) y eso influye en los personajes y en las tramas futuras.

Ver a Norman Osborn como nuevo Jefe de Seguridad planetario, conspirando con algunos de los villanos-antihéroes del Universo Marvel, es una gran idea. Es hacer Presidente Luthor, pero bien, y es una promesa de historias muy interesantes. De todas formas este Osborn hace tiempo que no me cuadra con el asesino de novias y el enterrador de viejas vivas que ya conocíamos. Es un personaje muy chulo pero no es el personaje que conocía. A lo mejor es otra consecuencia del malhadado Un Día Más.

Por cierto, Mephisto tampoco era un skrull.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Vamos, volvemos a contar una historia contada mil veces en la que todo cambia para que todo siga igual para que pueda volver a cambiar el año que viene. Eso sí, ¿para qué limitarse a 22 páginas si podemos extenderla a 100 números entre todas las colecciones, series limitadas, especiales y demás?

Bueno. Invasión Secreta pasará a la historia como el crossover que me hizo abandonar Marvel por completo.

Alberto Díaz dijo...

No estoy de acuerdo con Anónimo. Si hay algo que me gusta precisamente de la Marvel de los últimos años (y mira que hay cosas que no me gustan...) es que después de cada uno de estos megaeventos nada vuelve a ser como era antes. Después de House of M hubo "no more mutants" y no more mutants han habido. Después de Civil War ha habido registro de superhéroes y Iniciativa hasta en la sopa. Y después de Secret Invasion se ha montado una con el Dark Reign que está impregnando todo el universo Marvel... y que supongo que desembocará en el próximo megaevento, porque ¡no creo que dejen las cosas así mucho tiempo!

No estoy diciendo que estos eventos hayan sido la caña, ni mucho menos. House of M era una versión remasterizada de Age of Apocalypse. Civil War tenía una poca más de enjundia, pero no mucha más, aparte de que se cepillaba la idiosincrasia de muchos (todos) los personajes. Y Secret Invasion ha estado más interesante en las colecciones paralelas que en la propia miniserie principal. Lo que digo es que, si las comparamos con megasagas del pasado, digamos, Guerra/Cruzada/Guantelete del Infinito, Actos de Venganza, Atlantis Ataca y cosas así, ahora sí que estamos viendo como estos sucesos dejan huella en el Universo Marvel, una huella más o menos perecedera, que ya sabemos todos de que estámos hablando, pero que se deja notar en todo el universo y durante bastante tiempo (al menos, hasta el siguiente evento).

Vaya tocho que he soltao. Perdone, sr. Machuca.

Un saludo!

José Enrique Machuca dijo...

Al contrario, agradecido. A ambos.

Radlum dijo...

Para mí Secret Invasion me pareció un evento muy prometedor, la idea de que en cada equipo de súperheroes había un infiltrado Skrull me parecía genial si es que se usaba el tema de la paranoia y desconfianza general. Lamentablemente, se enfatizo el tema de invasión y no el de secreta y cuando los skrulls atacaron directamente se convirtió en un evento netamente de acción que si bien no estuvo tan mal, me decepcionó un poco. Sin embargo, algunos tie-ins fueron bastante buenos(en especial The Initiative y todo lo concerniente a Nick Fury y sus Secret Warriors) y al abrirle paso a Dark Reign el evento al menos tuvo un efecto interesante en el universo Marvel.

latro dijo...

La saga me ha gustado mucho como historia conspirativa, pero como historia de acción, de peleas, me ha parecido un fraude. Los SuperSkrulls estos tienen unos poderes de la leche, pero cualquier viandante les lograba tomar el pelo. Por no hablar de la superflota estelar. Daba risa.

Una pequeña joya la he encontrado en los números de Pantera Negra, con un enfrentamiento épico.

Goku_Junior dijo...

El gran defecto de Invasión Secreta ha sido lo extensa de la miniserie central, que pá lo que ha contado podrían haberse ahorrado 1 o 2 números. De los comics relacionados con el evento hay de todo, algunos muy buenos y otros pesimos pesimos, pasa con todos los crossover como este.

Pero en lo que si que no estoy deacuerdo con anonimo es que no cambie nada. Como dice Alberto despues de Dinastia de M los mutantes estan en una epoca chunga, despues de Civil War pasaron un monton de cosas (nuevo capitan america, Ironman jefe de shield, el registro, la iniciativa...) y despues de Invasión secreta más cosas que van a pasar.

Ya quisiera DC la mitad de todo esto ¿alguien sabe ya cuales son las consecuencias de Crisis Final? por que de momento la unica que he leido es "la de haber creado el crossover con la muerte mas cutre de la historia".

el gotico dijo...

Vamos hombre, puede que el inicio de Invasión Secreta sea prometedor, y su final interesante (mas por seguir una idea de Warren Ellis, que por otra cosa) pero su desarrollo, Bendis demuestra que NO SABE ESCRIBIR, no sabe narrar ni estructurar, ni nada. Y menos épica y acción.

Los hechos se empantanan y aturullan sin dejar claro que es lo que esta pasando en cada sitio ni porque esa escena es tan importante, ni porque esa invasión es mas peligrosa que la última vez que Magneto salió a pasear.

Todos los personajes estan sacados del mismo molde y la pelea final se vuelve una masa informe (y mal dibujada) de gente que no da ninguna sensación de que emoción ni de nada que parezca: "la pelea mas definitiva del universo marvel en los últimos tiempos"

Vamos, aburre a un muerto.

Mr. Martin L. Gore dijo...

Coñe, hay que ver cuanta gente lee el blog ;)
A mí me ha parecido una saga sorprendente por lo coherente, quitando historias prescindibles tipo Ms. Marvel o SI:F4.
Este Universo Marvel mola. Sí, mola.

Satur dijo...

Yo no soy muy de megaeventos, prefiero que cada serie tenga su desarrollo y que de vez en cuando se crucen pero que sea algo excepcional, no la norma.