jueves, 24 de enero de 2008

EL QUINTO MANDAMIENTO

Y ya que hace poco hablamos de la muerte, ahora toca el matar.

Hecho: Los héroes matan. Conan, Luke Skywalker, John McClane, Dartagnan, Indiana Jones, Jack Bauer... A todos los hemos visto matar a los malos a puñados y sin especiales remordimientos y los hemos seguido considerando héroes. Quizás porque matan, sí pero como legítima defensa y cuando no hay otra alternativa.[1]

Hecho: Los superhéroes no matan.

Es un convencionalismo de este género. El superhéroe clásico resuelve sus conflictos mediante la violencia pero evitando quitar la vida de su enemigo, aunque éste le haya hecho la mayor de las perrerías. El superhéroe posee una superioridad moral que implica no matar.

No se trata sólo de una postura ética de los autores sino de una obligación de la censura para un producto cuyo público era eminentemente infantil. Las ingeniosas flechas trucadas de Flecha Verde y Ojo de Halcón no son fruto de la imaginación del guionista, sino la solución a no poder utilizar flechas de las que pinchan y matan y que sólo servirían, eso es puntería, para clavar a los malos a la pared. Y si héroes con décadas de aventuras a sus espaldas mataran a sus archienemigos a las primeras de cambio eso los convertiría en asesinos reincidentes y, además, obligaría a las editoriales a estar inventándose villanos a cada momento, o, peor, a resucitarlos una y otra vez.

Este convencionalismo se relajó con personajes como Punisher, que de todas maneras es un psicópata y un asesino de masas al que los Vengadores deberían de haber trincado hace años, y de Lobezno, que redescubre para el género al héroe que mata mucho pero mata “justificadamente” y porque no le queda más remedio. Entre Lobezno y las pelis de Rambo originaron la ola de grupos Image cuyos nombres llevaban aquellos “blood” “strike”, “force” o “wild” y estaban repletos de personajes con pistolones y cuchillos de triple filo que usaban con profusión y altas dosis de alegría. The Autorithy y The Ultimates recuperaron la estética del grupo clásico pero siguen esa vena de héroes que matan a los malos y no les importa demasiado aunque, y eso es lo importante, en historias que están realmente bien.

A pesar de estas modas los héroes clásicos se mantienen en sus trece y no matan. Y cuando lo hacen, hay consecuencias. Una de las historias más polémicas de Superman fue la ejecución de los criminales de Kriptón del universo de bolsillo (versión resumida) a manos del Hombre de Acero, que lo hizo para evitar que escaparan al universo DC y destruyeran la Tierra. Esta historia marcó el fin de Byrne en la serie y motivó que sus sucesores se inventaran una historia de esquizofrenia y exilio en el espacio. Es legendaria la muerte del Profesor Zoom a manos de Flash/Barry Allen, justo antes de Crisis, y últimamente recordamos a Wonder Woman partiéndole el cuello a Maxwell Lord, lo que también trajo cola. En el Universo Marvel parece, sin embargo, que sus personajes sólo matan cuando se pasan al lado oscuro, como Fénix. Así al pronto no se me ocurre ninguna historia equivalente. Quizás Coloso cuando mató a Proteus. (Ayuda, ayuda,...).

Y vale que Superman, con todos sus poderes, no debería necesitar matar, pero ¿qué pasa con Batman? ¿Le quita credibilidad que no haya tirado ya al Joker desde un décimo piso? ¿Y Spiderman con el Duende Verde?

Opinen, jóvenes.

[1] Bueno, Dartagnan organizó la ejecución de Milady de Winter, y a Bauer lo hemos visto torturando y ejecutando a sangre fría, pero eso siempre ha ido acompañado de remordimientos y una posterior redención. En general los héroes parecen tener el superpoder de saber discernir quién merece la muerte y quién no.

12 comentarios:

Yogur dijo...

Yo estoy en contra de la muerte de personajes de cómic por la sencilla razón de que a casi todos terminan resucitándolos. Para semejante tontería mejor que discurran la mejor manera de hacerlos desaparecer un tiempo porque si al guionista de turno no le interesan, ya vendrá otro guionista con ideas para los personajes. Y si alguien muere que se quede bajo tierra para siempre. En el único caso en que me parecen lógicas las resurrecciones es cuando la muerte de un personaje no resulta del todo clara y deja lugar a la duda.

Anónimo dijo...

Sí, pero es que Proteus no poseía forma humana así que yo creo que debería contar como monstruo. Y si nos ponemos a contar monstruos muertos...
Solo recuerdo a Pájaro Burlón cuando después de ser violada (brebaje amoroso de por medio)por el Jinete fantasma lo persiguió hasta que el malvado cayó por un barranco. Pero puede ser tomado como accidente, y no recuerdo bien si todo no quedó en que el Jinete Fantasma la había engañado para que la matará y así poseer el cuerpo de sus herederos de futuro en futuro.
Magneto ha sido héroe y villano así que lo suyo en la Tierra salvaje con Zaladane tampoco cuenta.
Lo de Inferno nada porque los malos de Siniestro eran clones, ¿no? Y eso era como matar fantasmas (fantasma de Rom o cualquier otro monstruillo).
Como no cuente lo de Thor y Loki... ¡No!, porque también medio el engaño de Mefisto.
El Capitán América le cortó la cabeza a... ¡Agh, era un vámpiro! Ese monstruo tampoco vale.
El Profesor X aniquiló a una raza entera de sapos galácticos. ¿¡Sapos!? Esos no eran ni vámpiros.
Mr. Fantático a matado millones de criaturillas. Todas muy feas, por lo tanto, no valen nada. Y la de veces que han fundido o aplastado la cabeza al Ultrón tamoco deben contar pues él siempre vuelve.
¡Estos de Marvel hilan fino con la moralina!
Ismaelotov, el portador de la cerilla prometeica.

Anónimo dijo...

No, Yogur, yo quiero muerte y sexo en todos los tebeos. Byrne lo sabe, es inteligente y por eso quemo un niño en los 4F... ¿¡!?
¡¡¡Sííí!!!, la Antorcha humana es responsable de una muerte. Denunciemos a Marvel.
Ismamelón IV, el pequeñito faraón.

Anónimo dijo...

¡Agh, tampoco nos sirve! El niño era un inadaptado y, además, leía demasiados tebeos... ¿¡!?
Al fin, como los tebeos mataron al niño, ahora sí que podemos denunciar a la Marvel.
Ismael, el Tití Ribiera.

Goku_Junior dijo...

el duende verde es un skrull (ojalá).
Pero si yo fuera Spiderman le habria retorcido el cuello en cuanto mató a Gwen, y si fuera DareDevil le habria rebentado a ostias a bulleye por matar al amor de mi vida 2 veces ¬¬.

Una cosa es matar por matar, pero por putadas como estas si yo fuera un pijamero si que cortaria algun cuello.

Pero bueno, si un heroe hiciera eso, ¿dejaria de ser heroe?

Anónimo dijo...

Entonces, si la forma de vida no está basada en el carbono y no tiene forma antropomorfica ¿el quitarle la vida no equivale a asesinato? un poco triste.

exp. 626

José Enrique Machuca dijo...

Yogur: estoy contigo en que la muerte como recurso se ha desprestigiado. Los guionistas deberían mirarse en las exitosas series actuales de televisión,tipo Perdidos o 24, como ya comentamos hace unos posts, en las que cuando alguien muere muere de verdad.

Ismael: has corregido y aumentado mis pensamientos cuando buscaba ejemplos de muertes en Marvel y no me salían. En Marvel los buenos sólo matan bichos y similares (como remarca exp 626): en Astonishing X-Men Cíclope se sube a un caza estelar y destroza naves extraterrestres sin preocuparse de lo que hay dentro, el mismo Cíclope que decía: "La Patrulla X no mata".

Goku Junior hace la gran pregunta: el superheroe si mata por venganza, aún en caliente, algo que todos comprenderíamos y compartiríamos, ¿ya no sería héroe? En la serie Heroes piensan que sí (Hiro, que es el que mejor nos cae ya lleva dos intentos de asesinato, pero nos ha salido torpe)

Anónimo dijo...

Los monstruos, el caracter de lo exagerado y lo deformado, en general, siempre ha servido para expresar todo tipo de prohibiciones.
Yo creo que se trata, como las propias figuras monstruosas, de una relación realmente ambigua que puede producir sensaciones muy distintas según las ambiciones morales y psíquicas del lector. Así, un alcohólico acólito de Jorgito Bush puede ver como una superheroina mata a un monstruoso y gigantesco villano con desusados mostachos marcianos y asegurar que solo ha muerto un monstruo; mientras que a nosotros, que nos podriamos haber fijado, por ejemplo, en que el villano monstruoso y excepcionalmente gigantesco que lucía mostachos marcianos era de color rojo, quizás nos aterrara la manera en que la heroína había consumado sus incestuosos deseos sin dejar de disfrutar por ello de sus aventuras.
Ismael, el Tití Ribiera.

Zantoblin dijo...

Una buena manera de explicar el porqué el héroe de comic no mata, es la que se le ocurrió a Alan Moore en WATCHMEN, cuando dejó entrever que había cierta "camaradería" entre héroes y villanos. Esa es una buena solución: o matas al malvado villano o reduces el nivel de maldad del villano para que no merezca la muerte. Sinó, ambas cosas no se sostienen.
Ah, además, eso de que los héroes televisivos matan... hay excepciones: EL EQUIPO A, MICHAEL KNIGHT, McGUIVER...

José Enrique Machuca dijo...

¿Dónde se ha dicho que los héroes televisivos maten? Si la serie está destinada a un público infantil-juvenil, nunca. El Equipo A tenía unas metralletas que no mataban, dispersaban´.

Y hay muchos ejemplos en los que sí que parece haber cierta camaradería entre héroe y villano (Daredevil con el Zancudo, Spidey con Rhino,...) pero no entre Spiderman y el Duende, Batman y el Joker... Y entonces, como bien dices, la cosa no se sostiene. Es un ejemplo más de "suspensión de la incredulidad", que tendremos que ejercer,y mucho, cuando llegue lo de One More Day.

Don Guri dijo...

Lo de la camaraderia entre heroe y villano creo que es una buena idea que hasta ahora no se ha sabido aprovechar bien.

Seria interesante que algun guionista competente le diera alguna vuelta al tema.

Ismael dijo...

No es necesaria ninguna excusa. Solo necesitamos utilizar lo que tenemos. ¿Tienes tres piernas? Utiliza tus tres piernas. ¿Naciste con tentáculos en vez de manos? Sírvete de ellos como si fueran las manos más valiosas del mundo.
-“¿Qué tienes tú?”
-Yo… Yo tengo un enlace, señor.
-"¡Aaah, un enlace! Muestrame tu enlace, hijito."

http://blogdosquadrinhos.blog.uol.com.br/

¡Feliz Dia do Quadrinho Nacional! (Sin excusas...)