domingo, 12 de agosto de 2007

LEGIBILIDAD

Alguien me dirá que le tengo tirria al packager PACMER S.A., y no es eso. Es sólo que en Batman se están luciendo. Si en el número 1 mutilaban una doble página, en el 2 hay un par de detalles que chirrían bastante.

Planeta le dedica a Marshall Rogers un merecido obituario y el maquetador decide plasmarlo en una columna. Los textos periodísticos se suelen distribuir en varias columnas por página para facilitar la lectura. Cuanto más corta sea la longitud del renglón más fácil y rápido resulta pasar a la siguiente línea, haciendo la lectura más fluida. La anchura de un folio o de un tebeo no da mayores problemas de lectura, así que la decisión del maquetador es totalmente válida. El problema viene cuando el maquetador tiene una foto de Rogers y decide colocarla en el centro del texto, cortando varios renglones por la mitad y dificultando la lectura. Porque estamos acostumbrados a, cuando un renglón termina, pasar abajo, al siguiente. Es un automatismo condicionado por décadas de lectura. Total, que te encontrabas leyendo “una historia completa en que minaban con la amenaza de un po en parecer interesante”. Haced la prueba picando en la imagen.

Es una regla básica en maquetación. Las imágenes no deben situarse en medio de un texto. Hay montones de sitios donde poner la dichosa foto. Arriba, junto al título. Al inicio del artículo. Al final. A la derecha. A la izquierda. Cualquiera de ellos daba el mismo trabajo, pero eligen el menos idóneo. En este blog ya se ha hablado, incluyendo algún packager, de que estas empresas trabajan muy condicionadas por el poco tiempo y el escaso dinero. Como el 90% de los trabajadores en cualquier rama profesional, vamos. No es este el problema, sino que no haya nadie en la cadena de responsabilidad en la realización de la revista que se dé cuenta del detalle y lo corrija. Y sí, al fin y al cabo no deja de ser un detalle menor, pero significativo

Como lo es la fuente utilizada en los textos de apoyo de la segunda historieta del mismo tebeo. En el siguiente dibujo podemos comparar la original con la utilizada. Es cierto que no dejan de ser parecidas, con un estilo gráfico art decó. Desconozco la primera (¿alguien?) pero la segunda es la Plaza. La diferencia es que la primera es muy legible, y la segunda es estupenda para títulos pero una tortura a un tamaño de siete u ocho puntos, que es como aparece a continuación:

Y se agradece que busquen una fuente más o menos similar, pero hay que procurar, sobre todo, que se pueda leer. El problema al rotular es que el inglés es un idioma mucho más sintético que el español y en el mismo cartucho hay que meter bastantes más letras. Además, en EEUU se ha generalizado el uso de un tamaño de fuente cada vez menor. Aún así hay maneras de evitar estas situaciones: jugar con el interlineado, con el tracking, con los márgenes, con las negritas,... Cosas que, imagino, cuestan tiempo y dinero.

La legibilidad es fundamental en cualquier trabajo gráfico y debe primar sobre cualquier otro tipo de consideración técnica o estética. Me estoy acordando de aquel Steampunk del mediocre Joe Kelly y de Chris Bachalo, un tebeo de prometedora premisa cuyos autores, desde el guionista hasta el rotulista, se dedicaron en hacer ininteligible aposta, con dedicación y empeño. Y a lo mejor hasta se extrañaron cuando la tuvieron que cancelar antes de tiempo. Posiblemente se sintieron incomprendidos, cuando tendrían que haberse hecho comprensibles.

¿Recuerdas algún tebeo de difícil lectura? ¿Te quejabas de la rotulación minúscula de Elena Gueimunde y ahora la echas de menos? ¿Ha matado el ordenador a las estrellas de la rotulación?

6 comentarios:

J Calduch dijo...

Relei Steampunk a principios de año. Y, soprendentemente, no me costó tanto leerlo de seguido como cuando salió. Igual es que esta etapa de packageados nos ha acostumbrado. Lo que pasa es que entonces pude enterarme bien de lo que pasaba, y tras tanto fuego de artificio y brillito (¿Cómo podía brillar tanto un tebeo que estaba casi todo negro?) había una historia muy del montón, por más que nos pormetieran pistas, segundas lecturas y detalles que iban cobrando importancia. Muuuy olvidable.

Lo de la foto en medio es de traca, es que hasta en el colegio lo suspenderían. En un colegio de los de ahora.

Senador Lombrith dijo...

Es muy triste. Parece increíble que no haya NADIE de Planeta que revise lo que envían los packagers. Hemos llegado a un punto en que Planeta publica y da su nombre a CUALQUIER COSA, y eso es intolerable.

La semana pasada les envié una carta explicándoles lo que hacen mal (y antes hacían bien, que es lo peor de todo esto), con la esperanza de que sirva para algo. Creo que más lectores, además de desahogarnos y mostrar sus fallos en nuestros blogs (yo también lo hago), deberíamos enviar cartas a Planeta para que reaccionen.

El nivel de calidad y de exigencia de Planeta se está degradando mes a mes, y debemos hacérselo ver entre todos.

José Enrique Machuca dijo...

Calduch: "Un colegio de los de ahora" Jojojo. Qué me vas a comtar a mí. Y el mío tiene fama de duro...

Senador.1000 por 100 de acuerdo, Te añado tu blog en la lista de enlaces de la página principal y lo recomiendo desde aquí http://senadorlombrith.blogspot.com/ El trabajo que te estás dando en hacer comparaciones entre el trabajo original y la bazofia que están sacando es encomiable y muy necesario.

No estaría mal una iniciativa como la que propones a ver si a Planeta se le abren los ojos, aunque lo único que les abren los ojos a las empresas suelen ser la ventas. Si son buenas, pasan de arreglar nada, y si son malas, suele ser demasiado tarde.

Eso sí, y por experiencia te lo digo, lo que escribimos en los blogs acaba llegando a oidos que se dan por aludidos. Y se suelen poner muuuuuuuuuuy nerviosos. Si tienes tiempo léete esta entrada y, sobre todo, sus comentarios.
http://yodigono.blogspot.com/2007/06/valores-aadidos-o-las-cejas-de-zapatero.html

Animo. Estamos unidos en la lucha. ;D

Blogrente dijo...

Hay que ver la que se podría liar si los aficionados de tebeos tuviésemos esos hipotéticos (porque no existen) 15 días para devolver un artículo con cuya compra no hemos quedado satisfechos. Un tebeo con un dibujo regulero o un guión simploide volvería a manos de su editor y los dineros invertidos en su adquisición al bolsillo del lector. Y qué decir de esos ejemplares con una rotulación tercermundista, erratas, textos ilegibles o impresión caduca.

Algún colectivo de esos llamados progresistas podría proponer un castigo didáctico. No sé. Que el editor de turno se tuviese que leer toda la tirada de X-Men y escribir mil veces en la pizarra "El poder de Pícara es absorber poderes. Y absorber se escribe con dos bes". A la vista de los fallos garrafales de toda índole que plagan nuestros tebeos, la propuesta podría parecer excesiva. Sería esto como si, por saltarte un semáforo en rojo, te metieran veinte años de trabajos forzados. Una desproporción, vaya.

Por eso, digo, vería bien que si uno no queda satisfecho con la compra de un comic o un libro, tuviese la posibilidad de recuperar su dinero o descambiar el producto por otro similar o de mayores prestaciones. ¿O es que la ley de garantías no se aplica a la letra impresa?

Se me vienen a la mente infinidad de tebeos de Norma (de antes), de Planeta (de ahora) o libros teóricos como el editado por el colectivo De Tebeos dedicado al gran Jesús Redondo, cuya paupérrima maquetación hace ilegible y desemerecdor el conjunto. Si a mí se me ofreciera esa oportunidad, la de espacio que ganaría en mis estanterías y de dinero que volvería a mis bolsillos.

Alguien dijo que la verdad es la experiencia, lo mismo que la experiencia es la verdad. Y la verdad es que la experiencia con los comics españoles (o mejor: editados en España) es frustrante, por más que se intenten adornar con virtudes y méritos inexistentes.

Saludos, señores (y abrazos, primo).

NormaL dijo...

Buena crítica, Grego.

La cosa está muy marl, como diría El Chiquito, pero todavía puede empeorar más y llegar a extremos como los turcos y sus películas de superhéroes, jajajajaja, en las que además de ser caca de lux (como Alaska tocando la guitarra) mezclan héroes y papeles cambiados (por ejemplo Spiderman como villano). Es la monda, os aconsejo un buen vistazo para entender plenamente cómo la idiotez humana es infinita, sin dudas.

¿Tendrán los turcos tebeos de este mismo estilo? (visto que se pasan los derechos de autor por el forro, no me extrañaría).

Senador Lombrith dijo...

Muchas gracias por tu enlace, José Enrique. Yo también te he enlazado. Te aviso de que no escribo sólo de tebeos, aunque escriba sobre ellos a menudo. La fiebre posteadora de la semana pasada se debe a que me ardía la sangre por lo que estaba viendo y sentía la necesidad de contarlo y mostrarlo.

Leí los comentarios. Sólo espero que las cosas cambien, porque de verdad que me encanta comprar tebeos. Como a todos.

Un saludo.