miércoles, 16 de mayo de 2007

CAL Y ARENA

PANINI HACE HISTORIA. Cuando Panini anunció su Del tebeo al manga: una historia de los cómics pensé que se trataría de una traducción de alguna obra italiana o, como mucho, una coproducción. Pues no. Es producto autóctono y su autor principal es Toni Guiral, que lleva camino de convertirse en “el” historiador hispano por antonomasia. En la nómina de colaboradores, nombres variopintos como Rubén Herrero de Castro, Alfons Moliné, Jesús Yugo, Pepe Gálvez, Rafa Marín o Yexus, gente amante de este medio y alejada del oportunismo de un Javier Coma o de un Román Gubern. Aún no me he leído el primer tomo, lo dejaré para el verano, pero lo he hojeado y ojeado y el producto está bien presentado y maquetado, es profuso en textos e imágenes, incluye cronologías y biografías y se adivina bien redactado y documentado. La portada es fea como ella sola, la verdad, aunque por 20 euritos, merece la pena. Soy asiduo comprador de obras teóricas y ésta me parece totalmente recomendable, lejos de chascos como aquel infecto Diccionario del Comic de Larousse. Panini está tocando cada vez más campos, no sólo añadiendo nuevas líneas editoriales (¿alguien se ha leído algo de Virgin Comics?) sino arriesgando con productos como este o El Informe 11-S. Bien por ellos.

PLANETA SE RETRASA. El nº 16 de Wonder Woman, el 4 de Green Lantern y el 18 de Outsiders, con fecha de marzo, los compré el 21 de marzo. El nº 17 de Wonder Woman, el 5 de Green Lantern y el 19 de Outsiders aparecieron alrededor del 11 de mayo. Casi 20 días de retraso. Tomos como Proyecto Omac, Villanos Unidos o La guerra Rann-Thanagar fueron visto y no visto en las librerías especializadas y me cuentan que no se sabe si volverán a ser distribuidos. Planeta está afrontando un plan editorial cada vez más abundante y está teniendo problemas, ya sea en la parte técnica (sigo pensando que coordinar tantas empresas de packaging es poco efectivo) o en la distribución. Cada vez dudo más que puedan conseguir editar 52 semanalmente, y sería una lástima que no lo consiguieran, porque un producto de esas características puede ser un buen atractor de lectores de quiosco y porque la serie merece bastante la pena, más que Civil War o que Crisis Infinita, aunque los protagonistas sean personajes de tercera división de DC. Seguimos esperando y seguimos viendo.

1 comentario:

Jónatan dijo...

En realidad yo diría que al revés. Los cómics de Virgin son una "apuesta arriesgada", lo del 11 s se puede vender, por lo que es, por lo que represetna y porque se puede "publicitar" par que hablaen de ello los periódicos y lo lleven a lso Grandes Alamcenes (Casa del Libro, Fnac, Cortingles)