sábado, 7 de abril de 2007

VEINTE AÑOS SON MUCHO...

La adolescencia es la forja de la personalidad. Ni traumas infantiles, ni gaitas. Los granos y las hormonas son lo que marcan. El gilipollas que seas con 18 será el gilipollas que serás con 48. Para lo bueno, lo malo, lo peor, los gustos y los disgustos. Y para los tebeos. Salvo raras excepciones el tebeo que te flipó a los 16, te flipará a los 36. Los tebeos no cambian. Sus lectores y autores sí. Un montón. Y si no...

Walt Simonson:
Entonces: Firmó la mejor adaptación de una película con Alien, creó el Thor definitivo y su etapa de Los 4 Fantásticos rivaliza con la JLA de Morrison en potencia, espectacularidad e imaginación. La mejor pelea entre Richards y Muerte la hizo Simonson.
Ahora: El público no aceptó su visión de Orion, aunque estoy por pensar que el público lo que no acepta es el Cuarto Mundo por mucho que DC se empeñe. Últimamente no dibuja nada salvo alguna portada, y está guionizando Hawkman, o Hawkgirl o como se llame ahora con, brevemente, dibujos de Howard Chaykin en el movimiento editorial más raro de los últimos años.

George Pérez:
Entonces: Los grupos eran su reino, y Los Nuevos Titanes la joya de la corona. En una época en la que X-Men arrasaba los Titanes le hicieron sombra. Sólo por Crisis en Tierras Infinitas se merece la fama eterna.
Ahora: Tras dar el callo en el lioso e inútil JLA-Vengadores, entinta a Phil Jiménez en Crisis Infinita para que Jiménez se parezca aún más a él. DC lo tiene en exclusiva aunque infrautilizado. A ver si con Brave and The Bold sigue demostrando lo que pensamos: que dibuja tan bien como siempre.

Keith Giffen:
Entonces: Creó con Jean Marc de Matteis la primera y mejor comedia de situación superheroica, la Justice League Internacional.
Ahora: En la actualidad Dan Didio, el Editor en Jefe de DC, parece empeñado en cargarse a todos los personajes que tuvieron que ver con la JLA, pero le encarga la coordinación del exitazo editorial de DC, que no es Crisis Infinita, sino 52. Además intenta reverdecer los laureles de la JLI con las recientes miniseries de estos personajes y con Héroe al Cuadrado. Y Joey tiene gracia, pero no es Friends...

Marv Wolfman:
Entonces: Le mojó la oreja a Claremont con los Nuevos Titanes y a Jim Shooter con Crisis. Luego le dio un “bloqueo de escritor” que todavía le dura.
Ahora: Picotea aquí y allí en cine y televisión. Escribe novelizaciones como las de Crisis y Superman Returns. Parece que va a escribir Nightwing, pero por tiempo limitado.

Frank Miller:
Entonces: Con Daredevil y Batman Dark Knight definió a estos dos personajes por los siglos de los siglos. Tuvo la valentía de escapar de las dos grandes editoriales y el talento para triunfar de esta manera.
Ahora: Aunque sus guiones para la versión All-Star de Batman y Robin están dejando bastante que desear, es el rey del mambo. Las fidelísimas y exitosas adaptaciones de sus tebeos le han hecho rico, famoso y director de cine. A ver qué tal le sale The Spirit. Como la salga bien me temo que el tebeo le habrá perdido para siempre.

Chris Claremont:
Entonces: Le dio millones de dólares a Marvel creando la franquicia mutante. Desde que desarrolló a Lobezno nadie ha sido capaz de crear un nuevo personaje de fama mundial. Y no, Spawn no sirve...
Ahora: Marvel le sigue dejando retozar en las series mutantes, recurriendo a él siempre que el último gran fichaje (Seagle, Milligan,...) la caga. Sin embargo hace más de veinte años que cuenta siempre lo mismo y de la misma manera

John Byrne:
Entonces: Lo tocó todo y todo lo hizo bien: la Patrulla-X, Alpha Flight, Los 4 Fantásticos, Superman, Hulka,... Era la estrella indiscutible del mundo del comic americano.
Ahora: Su estrategia de “Vuelta a los orígenes” le pasó factura en el Spiderman Chapter One donde no se sabía qué era peor, sus ñoños guiones o sus horribles dibujos. Quesada le tenía sentenciado. De hecho, le sentenció delante de mí. En la Expocomic del 2000 me dijo: “Éste (por Byrne) es el gran problema que tiene Marvel”. Problema que se quitó a las primeras de cambio. Las opiniones de Byrne en su página web le han granjeado fama de bocazas. Por ejemplo, de Jessica Alba como Susan Storm, dijo que “una latina teñida tiene pinta de prostituta”. Ole. De vuelta a DC ninguno de sus trabajos ha tenido éxito. Tras sólo tres números de la nueva serie de Atom tuvo que dejar la serie. Ahora mismo está en el paro y se dedica a rajar en internet de todo y de todos...

No me extenderé con trivialidades sobre los avatares de la vida y la fortuna. Salvo excepciones la gran mayoría de estos autores ya pasaron su etapa dorada, que suele ser efímera. Algo que saben perfectamente los Millar, Bendis, Straczynski,... y que explica que intente aprovechar al máximo su momento de gloria. Dentro de 20 años repasaremos cómo les ha ido. Palabra.