martes, 13 de enero de 2009

LA ARRUGA ES BELLA

¡Pero que bonito! ¡Bonito de veras!

Como lo prometido es promesa, este año también me he comprado la obra ganadora del Premio Nacional del Cómic, Arrugas, de Paco Roca . Obra maestra. De veras.

El tema se las trae. Las peripecias en una Residencia de la Tercera Edad de un grupo de abueletes en los que el paso del tiempo hace mella por días. Andadores, manías raras, pastillas a tutiplén y Alzhéimer son su rutina. Lo más fuerte que se pueden permitir es una infusioncita de té verde. Y aún así tienen vida, aunque sea una vida anclada en el pasado.

Con su justo punto de sensiblería, la fuerza de Arrugas está tanto en lo que cuenta como en el espléndido uso de sus recursos narrativos. El guión es una delicia cuyas referencias son tanto las propias experiencias del autor como películas del estilo de Cocoon, Despertares o Perfume de mujer. Eso sí, en pocos sitios he visto nada tan bonito como la escena del campanario. Pero bonito de verdad.

Y como no sólo hay que tener cosas que contar sino saber contarlas, este tebeo es un prodigio del uso de recurso como el flashback, nunca tan apropiado como en esta historia de personas que tienen tan presente el pasado. Que no nos engañe la aparente sencillez de la diagramación de la página. Hay mucha ciencia y más complejidad de lo que parece en esta historia sin textos de apoyo y que consigue eso tan difícil de poder leerse bien.

Uno siempre duda en esta clase de premios, si no será un premio a toda una carrera aprovechando que el autor ha creado una obra apreciable. No es el caso. Paco Roca, aunque con una trayectoria más que apreciable es aún joven (sólo un añito más que yo) y va a tener mucho tiempo para que le den galardones conmemorativos.

La editorial original de Arrugas es la francesa Delcourt. Desconozco los avatares editoriales de la obra, y por qué acabó siendo editada en Francia, pero estoy seguro de que resulta duro vender una historia con esta temática, mucho más aquí que más allá de los Pirineos, donde tienen más apertura de miras. Como duro resulta para un lector pijamero o japo atreverse con un tebeo así.

Menos mal que hay premios que ayudan a que obras tan maravillosas como esta se difundan más. O amigos que la recomiendan fervientemente.

Aquí, un amigo.

7 comentarios:

NaChan dijo...

yo tambien me lo lei ayer y me resultó magnifica.
real (y por lo tanto hasta cruel) pero alegre.

tiene un algo que engancha, como las grandes obras.
magnifica :D

rubén dijo...

Desde luego, una obra maestra. Y de lo mejor (si no lo mejor) que leí el año pasado. Lo único que me impidió derramar la lagrimita fue que tenía gente alrededor cuando pasé la última página. Snifles!

Mr. Martin L. Gore dijo...

Pues yo pensaba que era un producto original de Astiberri.
Vamos, a mí me lo pasó un amigo hará cosa de 1 año o así. Un día estaba por la FNAC, le pareció curioso el tema y se lo regaló a su padre, cuyo padre está con Alzheimer.
Nos gustó muchísimo a los tres (aunque yo no podría leerlo de nuevo) y lo hemos ido recomendando desde entonces.

Francisco "Aslanesrey" dijo...

Hola Enrique!!!

A la tienda que he ido corriendo a comprarla. Junto con el número de "Solo" de Sergio Aragonés.

Cuando usted quiera, quedamos otra vez para merendar.

Un gran saludo, y aquí tiene usted, a partir de ahora un seguidor más de su blog...

José Enrique Machuca dijo...

Jajaja. Vale, o una cena con velitas XD. Fue un gustazo tener ese rato de charla, y que se repitan.

PAblo dijo...

Una demostración de lo excelsa que es "Arrugas" es que no he leído una mala crítica en ningún sitio sobre esta obra.

A propósito -y con permiso- te dejo la mía ;-D

http://ellectorimpaciente.blogspot.com/2008/01/arrugas-de-paco-roca.html

Impacientes Saludos.

José Enrique Machuca dijo...

Amén, hermanos.