lunes, 5 de enero de 2009

EL 2008 DE ¡YO DIGO NO!

Con un pelín de retraso toca resumen anual. (¿Os he contado mis cuitas con el ordenador? Hm, sí, creo que sí.)

Planeta o el eterno frenesí. En Planeta empezaron el año reestructurando el organigrama de la empresa y lo acabaron casi sin publicar tebeos. Lo de anunciar casi 60 novedades para el Salón del Manga y quedarse en 10 mal contadas ha sido apoteósico. Anabelle Espada tiró para Norma y Jaime Rodríguez abandonó el mundo del tebeo. En medio, nuevas pifias packageras y una pequeña polémica a cuenta del tratamiento que Dolmen dio a todas estas noticias, digno del informativo de Pedro Piqueras.

Panini o la cómoda monotonía. Panini tiene un plan editorial sin fisuras y la suerte de publicar una Marvel de lo más entretenida. Lo malo es que no tiene pinta de que vayan a arriesgar mucho en el futuro con nuevos formatos o estilos, salvo en la reedición de Clásicos. Clásicos Marvel, claro. También se está confirmando la tendencia a no publicar las nuevas series en quiosco.

Otras editoriales. Norma, La Cúpula y Glenat (editorial de madre francesa publicando manga en España, toma globalización) siguen a lo suyo y les va bien. Las más pequeñajas también han conseguido un nicho estable. Ivrea se ha especializado en manga, Aleta con producciones propias, italianas e Invencible, Astiberri va diversificando sus temas, De Ponent, Dibbuks y Diábolo dando oportunidades a autores españoles, Apa Apa con tebeos más experimentales, y algunas otras que van sacando una o dos novedades al mes. Hacía tiempo que no había tanta variedad en el mercado. Que dure.

El (deseado) crepúsculo de Jeph Loeb. A finales de año fue despedido de Heroes. En un capítulo de la serie tuvo la caradura de hacer que apareciera una librería de comics repleta de tebeos… escritos por él. La causa de su despido no fue esa, sino el desbarajuste argumental y los penosos índices de audiencia de la serie más prometedora de los últimos cinco años. Sin embargo el lector de tebeos tiene más tragaderas, y en noviembre Loeb colocaba Ultimatum #1 y Hulk #8 en los puestos 1 y 3 de los más vendidos.

Cansancio bloguero. Se está comentando mucho que el fenómeno bloguero está perdiendo auge a favor de las redes sociales o de microblogging, como el Twitter. En el caso del blogueo tebeero, aunque los clásicos resisten, sí que parece que también estamos –me incluyo- perdiendo el entusiasmo primigenio, algo, por otra parte, natural. La verdad es que uno acaba cansándose, aunque sea un poquito, de hablar tanto de Planeta, de Didio y de Loeb, y los temas generales se van agotando, lo que explica que publiquemos de manera más irregular. Como efecto colateral los trolls, nuestra mayor y segura fuente de audiencia, también se cansan. Mecachis.

Los “nuevos” guionistas. Les dimos un repaso a Dan Slott, que va subiendo y ya está escribiendo una serie de Vengadores. A Dwayne McDuffie, que triunfó en los dibujos animados pero que aburre con sus tebeos. A Robert Kirkman, que tras un paso irregular por Marvel, se ha dedicado a sus estupendos tebeos de Image y tan bien le va que le han hecho socio al mismo nivel que los fundadores que aún se mantienen en la editorial. Y a Greg Pak, que hizo World War Hulk y que, aunque sigue en Marvel (Hercules, Skaar, War Machine,…), nadie habla ya de él.

Año peliculero. El caballero oscuro, Iron Man y El Increíble Hulk fueron éxitos de taquilla e, increíblemente, de crítica. Increíblemente porque eran buenas y los críticos lo reconocían. Sin embargo la película sobre superhéroes más taquillera, es la olvidable Hancock, que te vendían como una comedia, y así empieza, y luego la terminan de una manera tan estúpida como supuestamente dramática.

Alterando universos. Un Día Más cumplió, bajo una granizada de críticas, su misión de devolver a Peter Parker al estado solteril y enmascarado, aunque ello significara alterar los últimos 20 años de la historia de Marvel. No cumplió su misión de aumentar las ventas, que era de lo que se trataba. También hablamos de cómo DC lleva esos mismos 20 años reinventando su Historia una y otra vez en vez de mirar hacia delante. Como prueba, la miniserie de Geoff Johns y Gary Frank en la que recuentan por enésima vez el origen de Superman y todo porque DC no tuvo la valentía de empezar desde cero todas las series de su Universo cuando acabó Crisis en Tierras Infinitas.

El odiado Didio. No ha dado ni una. Ninguna de las nuevas colecciones ha tenido el menor éxito, ha habido colecciones anunciadas que al final no salieron y, sobre todo, el gran megaevento, Final Crisis, ha acumulado retrasos impensables que seguramente han acabado con el poco fuelle que de por sí tenía y anulado cualquier efecto que fuera a tener en la enésima reescritura del Universo DC. Y, sin embargo, dicen que los directivos de Warner, la casa madre, están contentos con él. Me lo expliquen…

Para no alargar esto más, que siempre están los que no son de mucho leer y los libros de Harry Potter le duran dos años, haremos una segunda parte con pronósticos, deseos y expectativas. Dentro de un rato.

9 comentarios:

Bruce dijo...

¿Puedes hacer la 2ª parte en video? es que leer cansa...
:))

Anónimo dijo...

¿cual fuel el tratamiento de Dolmen al asunto planeta? temo haber estado un tanto desconectado...

José Enrique Machuca dijo...

Lo puedes leer en los editoriales números de Dolmen de entre noviembre de 2007 y enero de 2008, aproximadamente, que comentamos en http://yodigono.blogspot.com/2008/02/dolmen-ii.html

Mr. Martin L. Gore dijo...

Jo, he pasado tanto de DC por aburrimiento que me he perdido algo de Johns/Frank. ¿Qué fue? ¿Cuando salió?

José Enrique Machuca dijo...

Pues aparte de unos capítulos en Superman con la Legión de Superhéroes bastante potables, que acaba de publicar Planeta, ahora están sacando en USA un Superman: Secret Origin, es decir, la biografía de Superman en el Universo DC post Crisis Infinita.

Entre Johns y Morrison están haciendo un montón de historias muy buenas con Superman. El Singer de turno debería echarles un vistazo si quiere hacer una buena película con el personaje: Luthor provocándole cáncer terminal (Superman contra la muerte); Lois y Clark adoptan un niño kriptoniano hijo de los criminales de la zona fantasma (paternidad sin problemas de continuidad); Superman encuentra 100.000 kriptonianos supervivientes y fascistas (Superman y su humanidad contra sus orígenes)... Anda que no hay chicha ahí

Anónimo dijo...

Tío, lo tuyo con Dolmen es enfermizo. Les das el palo con lo del tratamiento de la noticia y luego no les mencionas cuando hablas de otras editoriales (tú mismo señalas: "algunas otras que van sacando una o dos novedades al mes", cuando Dolmen hay meses este año que ha sacado 10. Hablas de zombies y no mencionas su novela de creación propia de Apocalipsis Z que es un superventas (el otro día estaba la segunda o la tercera edición en el FNAC).
No sé, dismilalo un poco porque esto ya huele.

José Enrique dijo...

En el apartado "Otras editoriales" omito varios nombres, no sólo el de Dolmen. Este apartado lo escribí con un ojo puesto en el listado de Comix Vol 2, donde miré varios meses. Generalmente Dolmen edita entre 2 y 7 novedades: de ellas 2 o 3 suelen ser revistas o libros teóricos, 1 ó 2 eróticos y el resto un par de tebeos. En noviembre, que no lo miré, sacaron 12 novedades, de ellas, 9 comics. Dicho lo cual, reitero la primera: no la nombré por la misma razón que no nombré a Kraken, Medea o Rossell, por no hacer demasiado prolija la lista. O a lo mejor porque tengo algo enfermizo contra ellas.

Desconocía que Apocalipsis Z era de Dolmen. No la nombré porque no la he leído y no me acordé de ella en su momento, como tampoco nombré en el post la estupenda película Shaun of the dead.

Más allá de eso eres libre de oler lo que tú pienses que debas oler(Y te agradezco la educación con la que has escrito, por cierto)

Anónimo dijo...

Mirando en la web de Dolmen, he contado unos 35-40 comics publicados este año, más las revistas, libros, novelas y proyectos tipo Aprende a dibujar. Y muchos de esos comics con más de 100 páginas de extensión.
No sé me da rabia que la gente no se fije en la labor de apoyo editorial a autores españoles, ya que publican a una gran cantidad de éstos.
Y gracias a ti, que para algo estás en tu casa :)

José Enrique Machuca dijo...

Por principio, la labor editorial de las editoriales consiste en el apoyo a sí mismas. Los romanticismos están bien, pero no son productivos. Y, por desgrcia, todos sabemos, publicar tebeo español es arriesgado y poco rentable. Es más fácil publicar tebeos testados en otros mercados. Es lo que hay y es lo que tenemos.

Lo cual no quita que sea de agradecer y de estimar que haya editoriales que publiquen tebeos españoles. Son pocas poquitas y con pocos títulos: de esos 35-40 títulos de Dolmen (los 3 al mes que yo decía) sólo una parte son españoles. Y benditos sean por ello. Pero ese no era el tema de mi post ni de esa ausencia se deberían sacar consecuencias de mi actitud.

Todo lo cual, mi blog es su blog. Y si es con nombre y apellidos aún más bienvenido. ;D