lunes, 27 de octubre de 2008

DE TEBEOS Y DE CICLOS

Reponiéndome de una pequeña intervención quirúrgica (todo bien, gracias por preguntar) pensaba en José, el copero del Faraón, que soñó con siete vacas gordas y siete vacas flacas, y le profetizó a su jefe que vendrían siete años buenos y siete años malos, lo que permitió al rey de Egipto tomar medidas para capear la crisis. Robarle más a sus súbditos, imagino.

Es el primer ejemplo conocido de la existencia de ciclos económicos y si vivís en este mundo sabréis que ahora toca ciclo chungo. Lo cual no tiene por qué afectar a los tebeos. Los comic-books se inventaron a finales de la Gran Depresión americana y tuvieron su auge en los difíciles años de la 2ª Guerra Mundial. Entretenimiento barato para tiempos de crisis.

Leía el otro día que los alquileres de dvds habían aumentado en Estados Unidos. El negocio del entretenimiento suele tener sus propios ciclos, que no tiene por qué coincidir con los de la gran economía, y las periódicas crisis del tebeo son un ejemplo.

Después de la 2ª Guerra Mundial la economía mundial tuvo un boom y el comic-book hizo chof. La crisis de los sesenta coincidió con el nacimiento de Marvel. DC pegó un castañazo a mediados de los setenta, justo cuando la crisis del petróleo tocaba a su fin. La última crisis del tebeo, la del 2000 que casi hunde a Marvel, coincidió con el inicio del periodo de prosperidad que acabamos de pasar.

Si hay una relación entre la crisis económica general y la de los tebeos casi parecería que es una relación inversa. Economistas que preparáis una tesis, ahí lleváis tema.

Todo lo cual viene a cuento de que si DC está cada vez peor es por méritos propios y no por motivos externo-coyunturales. Que se lo están currando, vamos. Mañana ahondamos en la herida. 

7 comentarios:

Raúl Martos dijo...

En el Mercat de Sant Antoni, desde hace un par de meses, las ventas de comics estan siendo bastantes buenas.

Supongo que la crisis hace que te quedes más en casita leyendo :)

Don Guri dijo...

Luego esta la crisis de creatividad, pero esa es otra historia ;)

Pepe dijo...

Si no recuerdo mal, ya hay estudios bastante curiosos relacionando las épocas de crisis con el aumento de las ventas en determinados sectores, como el de los cursos de formación (en paro me preparo), cosméticos (a mal tiempo buena cara, aunque sea aparentada) y ocio barato como libros, videojuegos, aquileres de pelis en videoclubs, etc...
A ver si captan la indirecta de BARATO las editoriales y pisan el freno con las ediciones de superlujo, que a ver quien se compra los patos de Carl Barks con la que está cayendo).

Algún economista en la sala? :o)

Bruce dijo...

Crisis? What crisis?

PAblo dijo...

Tradicionalmente los cómics generalmente han proliferado en épocas de crisis y en los posteriores años de repunte porque son un bien de lujo barato y accesible respecto a otros. Lo que no sé es si esa tendencia es válida en esta ocasión porque hay que contar con la influencia que un medio como Internet puede tener sobre el consumo de cómics y como en concreto en España se está tendiendo a una diversificación de los formatos que los encarece.

Sí, un tema muy interesante para una tesis (o para varias).

Impacientes Saludos.

ZANTOBLIN dijo...

Muy buen analisis. Pero no nos engañemos, si la crisis es muy mala (como parece ser esta, palabra de contable)y se empiezan a perder puestos de trabajo, las ventas va a bajar seguro. Y es que de donde no hay, no puede sacarse.
Estaremos atentos al 2009.

José Enrique Machuca dijo...

Joe Quesada ha escrito últimamente sobre el tema en el sentido que lo hemos hecho aquí. Sin embargo Steven Grant, usando los mismos datos y consideraciones que nosotros, llega a la conclusión contraria, la de que la crisis global sí afecta a los comics. El 2009, en efecto, dirá.