viernes, 31 de diciembre de 2010

EL 2010 DE ¡YODIGONO!: PELIS Y SERIES

A estas alturas ese género difuso de "película adaptada de un comic" está tan asumido como el de aventuras, el drama, la comedia romántica y el musical. Demonios, se hacen más películas sobre superheroes que comedias musicales.

Este año ha sido más de expectativas que de realidades. Todos andamos más o menos ilusionados con los futuros estrenos de Thor, Capitán América, Lobezno, Batman Rises, Superman, The Avengers, Cowboys vs Aliens,... mientras que este año tampoco ha habido tanta tela que cortar.

Iron Man 2. A pesar del inconmesurable Robert Downey Jr defraudó bastante, debido sobre todo a la falta de un villano consistente con un plan consistente. Dicen que se dejan al Mandarín para la tercera. No es difícil: multimillonario chino maligno que le hace una OPA a Stark y le quita el negocio, por lo que se vuelve alcohólico y etc etc etc. Ea, ya teneis argumento que funciona a varios niveles. No me lo he inventado yo. Todo está en los tebeos.


Tony Stark con unos cuantos actores.

Kick Ass, a pesar de que suavizaron el argumento y el prota se llevaba a la chica, estuvo bastante bien. Divertida y contundente, especialmente gracias a Chloe Moretz, increible como Hit Girl.

Y del resto sólo puedo hablar de oidas: Jonah Hex horrible, dicen. Scott Pilgrim defraudó en taquilla y tiene tantos admiradores como detractores. Los Perdedores se quedó en una película más de mercenarios encajada entre El Equipo A (que es una digna versión) y Los Mercenarios (un divertido despiporre). De Adèle Blanc Sec todo el mundo se queda con la protagonista en la bañera, y si eso es lo mejor... También hay rarezas como Tamara Drewe, basada en una tira costumbrista de Posy Simmonds, y protagonizada por la guapa Gemma Arterton.


En el terreno de la animación, aunque son obras originalles, tenemos dos películas más que apreciable: Gru mi villano favorito y Megamind, ambas con buenas críticas y ambas, curiosamente, sobre villanos redimidos.

Mención aparte me merece otra película que no pude ir a ver al cine (y yo no veo screeners), El Gran Vázquez. Ya caerá. Todo el mundo alaba a Santiago Segura y rechaza las partes animadas por innecesarias. El hecho de que se haga una película sobre un autor de historietas español ya es reseñable. Y Vázquez se merecía eso y más.

Y luego tenemos la tele. Por un lado, Blanco Humano, que tiene segunda temporada, está pasando desapercibida. Por otro, The Walking Dead ha dado la campanada, con un episodio piloto que forma ya parte de la historia del medio, y otros cinco capítulos más que potables. Puede que el sexto capítulo sea indicativo de que la serie de tv se va a ir separando del tebeo, pero eso es lo normal en las series: ni Dexter ni True Blood se parecen apenas a las novelas que las engendraron. Y tengo pendiente Misfists, la serie británica protagonizada por seis macarras con superpoderes, que parece ser lo que Heroes tendría que haber sido.

Ah, sí, Heroes. Se cavó su propia tumba, y se metió en ella. Nadie le llevará flores.