domingo, 25 de mayo de 2008

MÁS CRISIS

Y no me refiero a ninguna saga de DC, sino a la económica, la que tenemos encima, el Gran Desastre según el PP o la Leve Recesión si oímos al PSOE. Ni tanto ni tan calvo, seguramente.

Hace unos cuantos posts os os propuse que me mandarais una foto con vuestras compras saloneras. Hubo quien se disculpó aludiendo a la segura disputa conyugal y sólo un par de valientes se animaron: Pete Pote de Pasta, con 29 cm
y Jiman con unos portentosos 163 cm.

Buena parte del dinero dedicado al ocio de los habituales de este post se va en tebeos. Según el psiquiatra americano Maslow, el de la famosa pirámide, sólo cubrimos las necesidades referidas al ocio cuando las necesidades más inmediatas están satisfechas.

Sí, pero no.

Porque muchas veces la mejor manera de soportar las carencias de lo más básico consiste en entregarse a formas de ocio lo más baratas posibles. La edad de oro del tebeo, en EEUU, en Japón y en España, coincidió con unas guerras y, sobre todo, unas posguerras llenas de privaciones. Los tebeos eran muy baratos, e incluso para quien no se podía permitir comprárselos había la posibilidad de alquilarlos, según me cuenta mi padre. Y si recordamos la última crisis económica importante, la de los 90, coincidió con el auge de los videoclubs. Alquilar una película para toda la familia era una alternativa mucho más barata a ir a un restaurante o al cine. Yo diría que el adsl o, mejor dicho, lo que sale de él, está siendo la solución de ocio para la crisis actual.

Lo cual no quita para que si una película sea buena la gente no acuda en masa al cine. Pasó con Iron Man. Los analistas de las productoras pensaban que la recaudación de la primera semana sería de unos 50 millones de dólares debido, cómo no, a la piratería y a la coincidencia con el lanzamiento del videojuego Grand Theft Auto IV. Siempre se buscan razones externas. Que la película podría ser una mierda, que no lo es, nunca lo tuvieron en consideración. La recaudación final fue de 100 millones. Porque esta crisis afectará y mucho a la recaudación de las películas, pero de las mediocres, porque los grandes estrenos seguirán siendo millonarios.

La crisis nos hace selectivos. En el caso de la compra de tebeos ¿hasta qué punto? Yo no creo que me refrene mucho, pero servidor, bicho raro, no tiene cargas familiares ni hipotecarias. ¿Y vosotros? ¿Vais a comprar menos? Venga, desahogad vuestras penas en forma de comentarios.

10 comentarios:

Juanito dijo...

Los comics eran antes un medio de ocio barato. De las cosas más baratas en entretenimiento (y cultura y arte y demás, pero voy a atenerme a su base), como las novelillas de Estefanía.
Ya no son baratos (tan baratos), y las tiendas de cambio-compro-vendo han desaparecido. Se han convertido en un objeto de colección o de lujo en muchas ocasiones. Como tal, es lógico que su venta descienda en períodos de "uy, que no es crisis, es desaceleración". Además, ponte a competir con otros medios de ocio más baratos y que no requieren de esfuerzo (no de lectura, sino de seguimiento).
Yo sí he limitado mis compras, porque el bolsillo no está para muchos gastos, con las palizas que nos da el euribor y la madre que lo parior. Lamentablemente no tengo pilas de lectura, los dejo por ahí desperdigaos :)

Bruce dijo...

Yo compraré lo mismo, las únicas crisis que me afectan son las mías propias. De todas maneras siempre busco el mejor precio, y para eso,E-bay y Amazon.com son lo mejor

Jotace_DT dijo...

Jiman: eres mi héroe.

Carlos dijo...

¡Cómo la tiene Jiman! xD

Ismael de Tierra X. dijo...

Cambiar tebeos es una buena forma de leer otros. Y vender lo que se va acumulando también sirve a la causa.

Ismael de Tierra X. dijo...

Me dejaba la confesión... BI-BLIO-TE-CAS!!! Ni baloncesto ni horror olímpico.
En la Coruña vamos muy bien servidos, hasta se pueden realizar solicitudes de nuevas adquisiciones.
Ya lo de si gastaría el mismo dinero depende más de la voluntad, porque siempre se encuentra algo cuando se quiere conseguir. Desde restaurar una bicicleta vieja para venderla hasta preguntar disimuladamente en un restaurante si compran pescado o marisco a cualquiera.
Todo esto depende siempre de si se publica un buen número de tebeos de lectura presumiblemente emocionante o más bien escaso como, para mí, ocurre ahora. Sobre todo, cuando muchas de las obras que ansias comprar se publican caras y deformadas como el OMAC de Kirby (¡jejeje... qué bien que no me rendí ante los malvados genios miniaturizadores, seguro que sale más barato y todo!).

ZANTOBLIN dijo...

Llevo 22 años leyendo comics, los quiero, los deseo y los adoro. Pero hay que confesar que existen formas de entretenimiento más prolongadas y baratas. Las novelas, por ejemplo.
Además, con los 100€ tan famosos del salón se pueden pagar todas las conexiones ADSL del país (prácticamente todas no valen ni la mitad de esa cantidad). Y no hace falta que diga la cantiad de material que se puede leer y descargar durante un més en Internet.
Resumiendo, yo sí reduciré el gasto. Gastaré más dinero en cómics que en sexo (tener pareja también ayuda en eso), en juego, en alcohol, en cine y en musica.
Aunque menos que en internet y televisión digital.
Un saludo (hoy estamos todos largos).

PAblo dijo...

El problema es que estamos en la "cultura del entretenimiento" y cualquier cosa que genere demanda de un sector y aumente el consumismo pronto se pone por las nubes. Eso se puede ver en la evolucion del tebeo que bien describis de un producto masivo, popular y barato a un producto de lujo, exclusivo y caro con un precio, como todo lo relacionado con las aficiones, inflado.

Yo compro lo que me interesa por gusto, por fetichismo y porque, de momento, me lo puedo permitir. Cuando no sea asi ya ire tirando de mis reservas.

Aunque la crisis afecta al consumo generalmente la gente prefiere ahorrar en productos de primera necesidad que en producto de lujo. Algo tiene que ver la necesidad de escapar de la dura realidad.

Impacientes Saludos.

pablito dijo...

Estoy con juanito en que los cómics tan baratos no son. Cualquier volumen te pimpla 15 euros, y si es un poco de luxe se te van 30.

Puedes ir dos veces o cuatro al cine.

Claro que un cómic es para siempre.

José Enrique Machuca dijo...

Siempre hay personas amables que se pasan y dicen que el blog es majo o que les ha gustado. Cuando veo comentarios como los presentes pues les tengo que dar la razón.

Poco tengo que añadir a vuestras variadas soluciones a la crisis: comprar menos, comprar en internet, intercambio, revender, biblotecas, internet, o pasar de la crisis. La necesidad es la madre de la invención.